El estado de los bosques: 178 millones de hectáreas perdidas en 20 años

El Estado de los Bosques, un informe de la ONU, advierte sobre la degradación de estos sistemas y cómo esto afecta a los humanos.

El estado de los boques
En 20 años se ha perdido una superficie de bosques comparable al territorio que ocupa Libia. (Foto: Micah Boerma – Pexels)

Los bosques son complejos sistemas ecológicos que brindan servicios claves para la vida humana. Nos proveen de alimentos, absorben gases de efecto invernadero y son refugio de una buena parte de la biodiversidad de la Tierra. Pese a esto, la destrucción de estos sistemas por parte del hombre continúa avanzando comprometiendo el futuro del planeta.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su informe sobre el estado de los bosques en 2020, advirtió que desde 1990 hasta 2020 el planeta perdió 178 millones de hectáreas de bosques. Una superficie comparable al territorio que ocupa Libia en el planeta.

La expansión de prácticas agrícolas intensivas es la principal causa de deforestación y de fragmentación de los bosques. Las prácticas más devastadoras son la cría de ganado vacuno, el cultivo de soja y la producción de aceite de palma.

El estado de los bosques
Deforestación por la expansión de prácticas agrícolas intensivas. (Foto: Adobe Stock)

Pese a esto, la ONU advierte que hoy en día se pierde menos superficie vegetal que a inicios de los ‘90. Mientras en algunas regiones del planeta la deforestación avanza, en otras los bosques se recuperan por causas naturales o por campañas pensadas para tal fin.

El informe de la ONU destaca que en la década de 1990 se perdieron en promedio 7,8 millones de hectáreas al año. Por otro lado, desde el 2010 al 2020 la pérdida de bosques promedió las 4,7 millones de hectáreas anuales.

Bosques, hogares de vida en riesgo

Los incendios forestales, las plagas, enfermedades, la implantación de especies invasoras, las sequías y fenómenos climáticos adversos aparecen como las principales agentes de degradación de los bosques.

Según la ONU, estos sistemas son el hábitat del 80% de las especies de anfibios del planeta. También, son hogar el 76% de las aves y el 68% de los mamíferos.

El estado de los bosques
(Foto: Carola68 Die Welt – Pixabay)

A medida que pasa el tiempo y la deforestación continúa, más riesgos corren más especies animales de ser vulnerables a la extinción. El 5% de los animales forestales se encuentran hoy en peligro crítico.

Todos estos animales habitan en los bosques que ocupan el 31% de la superficie terrestre del planeta. La superficie forestal actual es de un total de 4,06 millones de hectáreas. Brasil, Canadá, Estados Unidos, China y Rusia albergan más de la mitad de los bosques del planeta.

Las plantas y árboles de los bosques también corren riesgo de desaparecer. La ONU asegura que 1.400 especies arbóreas están calificadas en peligro crítico.

El estado de los bosques y la salud

Para la ONU, preservar los bosques es de vital importancia ya que son una fuente indispensable de agua y de mitigación de cambio climático. Además, 1.000 millones de personas en el mundo dependen directamente de alimentos de origen silvestre.

Pero estos alimentos no sólo abastecen a personas que viven en los bosques o en zonas próximas. El informe destaca que 100 millones de personas de la Unión Europea consumen alimento proveniente de los bosques.

La biodiversidad y los ecosistemas forestales son claves también para la salud de las personas. Unas 28 mil especies de plantas están catalogadas como de uso medicinal.

Por otro lado, la relación que tenemos con los bosques también puede ser fuente de algunos problemas. La malaria, el chagas, la leishmaniasis, el VIH o el ébola son enfermedades derivadas de los bosques.

En el informe se destaca, además, que la mayoría de las nuevas enfermedades infecciosas son de origen zoonótico (por contacto con animales), como el actual Covid-19. Esto podría estar relacionado con la pérdida de superficie boscosa y el avance de poblaciones humanas sobre zonas forestales.

La ONU plantea para estos casos la política de “Una salud”, que pretende mejorar el entendimiento de los bosques y articular este conocimiento con políticas sostenibles de ganadería, urbanidad y salud.

¿Cómo seguir adelante?

En el Estado de los Bosques 2020 se plantea la necesidad de transformar sistemas alimentarios y de producción para proteger los bosques del planeta y la calidad de vida de las personas.

Para la ONU, la acción a futuro está centrada en restaurar hectáreas de bosques pérdidas. Para esto, el decenio 2021 – 2030 ha sido denominado el de Restauración de Ecosistemas, con el objetivo de acelerar los procesos de recuperación forestal.

Esto va de la mano con el cumplimiento también de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030, que plantean una recuperación de los bosques para una vida equilibrada en el planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here