Con esta mozzarella casera de 2 ingredientes te sentirás en Nápoles

Aquí te traemos un secreto para conseguir una buena y rica mozzarella, tal como la napolitana. Ya verás qué fantástico sabor tiene, y la has preparada en casa!

Durante el primer confinamiento en marzo de 2020 –parece que fue ayer- millones comenzaron con sus producciones caseras. Pan, pizza, focaccia, dulces, etc. Cocinar se convirtió en una forma de pasar el tiempo y olvidarse durante un rato de lo que estaba ocurriendo en el mundo.

(Foto: Pixabay)

Luego, hay quienes siguieron con el hábito desarrollado en cuarentena y pasaron de producir su propio pan, a las pastas, las mermeladas, cremas, el pesto para pasta, conservas de salsas y el queso. La producción casera de queso fue bastante activa, en especial con la ricota. Pero es posible preparar mozzarella. Te contamos cómo.

Con ese sabor único e inconfundible, va a parecer que comes fiordilatte napolitanas. Sólo hacen falta 2 ingredientes para conseguir ese sabor y suavidad. Descubramos juntos cómo prepararlo.

Apostamos a que nunca has preparado mozzarella en casa, anímate!

En 5 minutos con solo 2 ingredientes, esta mozzarella está buenísima. La preparación que por lo general es más famosa, es la de ricota. Hirviendo leche y jugo de limón. Así, el ácido separa la grasa de la leche, pero hoy vamos a usar otro ingrediente.

(Foto: Pixabay)

Es muy fácil: vierte 2 litros de leche en una olla alta y añade medio vaso de vinagre y espera a que se caliente todo.

Al poco tiempo se formará un compuesto aglomerado, especialmente en el centro de la olla. Con guantes, agarra la mezcla y compáctala en tus manos eliminando la leche excedente. Cuando esté listo, deberás salar la leche y volver a colocar el aglomerado en el centro. Mezcla con una periodicidad de 5 minutos. Tomándolo por los dos extremos, estira y júntalo sobre sí mismo.

Realiza esta operación unas 2 o 3 veces hasta que hayas ganado elasticidad y la masa quede blanda, lisa y compacta. Después de dejarlo reposar unos minutos, agárralo con tus manos y ejerce presión en el extremo hasta que se desprenda.

Así vamos a obtener nuestra primera mozzarella. Procede del mismo modo para formar todas las demás. Luego, en un recipiente con agua fría, agrega hilo y remoje esos bocaditos durante algunos minutos. Así podrás usarla para lo que desees, ensaladas, pastas, carne, etc. Ya vas a ver qué delicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here