Cómo elegir tu bicicleta para moverte por la ciudad sin contaminar

Encontrar la bicicleta ideal para moverte en la ciudad puede llevarte mucho tiempo. Acá te dejamos unos consejos para orientarte en esta búsqueda ecofriendly.

Para poder comprar una nueva bicicleta debes pensar qué uso le vas a dar (Foto de Clem Onojeghuo - Pexels).
Para poder comprar una nueva bicicleta debes pensar qué uso le vas a dar. (Foto: Clem Onojeghuo – Pexels).

¿Estás buscando una bicicleta? Llegaste al sitio indicado. No porque desde Ecocultura hayamos decidido empezar a vender rodados, sino porque en esta nota encontrarás algunos consejos a la hora de elegir tu bici para ayudar al planeta.

Entrar a una bicicletería es como meterse en un laberinto. Existe una cantidad considerable de tipos de bicicletas, y dentro de ellas un inagotable rango de componentes.

Antes de salir a comprar debes pensar qué uso le quieres dar a esa bicicleta. Y esto es porque vienen modelos para pasear, ir a trabajar, andar en montaña o correr carreras.

La mayoría de las personas entran al mundo de ciclismo por una cuestión de movilidad y ocio. O sea, casi todos primero las queremos para ir a trabajar y movernos por nuestra ciudad, y eventualmente para hacer alguna salida recreativa.

Es ahora entonces que debes responder más preguntas: ¿Cómo es tu ciudad?, ¿vives en una casa o en un apartamento?

Bicicleta plegable, comodidad para moverse en la ciudad

Si tu hogar es un apartamento pequeño, vives en una ciudad relativamente plana y quieres un medio de transporte económico, sin dudas que es en las bicicletas plegables donde debes posar la mirada.

La ventaja de este tipo de bicicletas es que son de un rodado pequeño (ruedas chicas) y los cuadros se pueden doblar. De esta manera, seguro que puedes guardar una bicicleta de este tipo hasta debajo de un escritorio.

Bicicleta plegable
Las bicicletas plegables son muy útiles para moverse en ciudad y guardarlas en espacios reducidos. (Foto: Adobe Stock)

Cuando busques una bici plegable asegúrate que tenga guardabarros en las dos ruedas y cubrecadenas en el plato. Esto evitará que llegues con los pantalones manchados con grasa o barro al trabajo.

Ojo, que esta practicidad te da un rango de uso muy limitado, y acá viene su desventaja. Solo puedes usar las bicicletas plegables en la ciudad, pavimento o calles de tierra en muy buenas condiciones. Por el diámetro de sus ruedas y su cuadro que se abre en dos, no podrás exigir este tipo de bicis en sitios con piedras o muy irregulares.

Mountain bike, para ir a trabajar y pedalear en el campo

Ahora, si en tu hogar tienes sitio para guardar o colgar una bicicleta y además vives en una ciudad con trepadas y descensos, entonces deberías evaluar la gama de entrada de las mountain bike.

Mountain bike
Una mountain bike es excelente para moverse en la ciudad y pasear en el campo. (Foto: BeThe Observer – Pexels)

Este tipo de bicicletas son muy buenas por el rango de velocidades con la que viene (pueden ser 18, 20, 21, 24 o 27) lo que te ofrece una buena versatilidad para ajustar la pedaleada a cualquier situación: una subida pronunciada o un llano donde necesitemos un buen empuje para ganar velocidad.

Durante mucho tiempo se comercializaban rodados 26 (diámetro de ruedas), pero hoy son más comunes las 27.5 y las 29. Mientras más grande sea la rueda, más fuerza tendrás que hacer para mover la bici, pero prácticamente no tendrás obstáculos sobre el camino que te impidan avanzar (piedras o pozos).

Mountain bike
El bloqueo de suspensión en la horquilla ayuda a que cada pedaleada sea más eficiente cuando estás ante una subida o en un terreno en muy buenas condiciones. (Foto: Markus Spiske – Pexels)

La gran mayoría de las mountain bike vienen suspensión delantera. Cuando compres una bici, asegúrate que esta suspensión venga con bloqueo en la horquilla, lo que te permitirá activar este sistema para cuando estés en un terreno que te lo exija. Con una buena mountain bike transpirarás muy poco.

Componentes claves que deben ser de buena calidad

Existen diferentes tipos de calidades de componentes en las bicicletas-transmisión, frenos, potencia, asiento, manubrio, selectores- y esto es lo que realmente determina su precio. Primer consejo: es muy importante que el cuadro sea de aluminio (por la resistencia del material y el peso).

Los frenos son súper importantes y por esto lo mejor es que puedas invertir en este aspecto. Asegúrate que sean a disco porque son mucho más precisos y fiables ya que no pierden rendimiento si, por ejemplo, se moja la rueda. Vienen de dos tipos: mecánicos e hidráulicos. La segunda opción es la más segura.

Mountain bike
El sistema de frenos a discos hidráulicos es la opción más segura a la hora de montar una bicicleta. (Foto: Lum3n – Pexels)

Respecto a la transmisión (velocidades, piñones, platos y cadena) vienen de diferentes calidades. Acá lo importante es que seas sincero al responder para qué quieres la bicicleta.

Si vas a usar la bici para pasear, ir a trabajar y no salir de la ciudad, no es necesario que compres los productos tope de gama porque nunca vas a exigir a esa transmisión para su uso adecuado. Terminarás gastando un dineral que no se justifica.

Si tu idea es usar esta bicicleta para ir de vez en cuando a la montaña, entonces sí gasta un poco más en una transmisión de calidad media. La diferencia está en la velocidad y la precisión de la respuesta de la transmisión.

En un camino rural no querrás liarte con una salida de cadena o un cambio que se demora demasiado en accionar, más cuando en frente tienes una trepada.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here