Los efectos del estrés: cómo el trabajo puede afectar la voz

El estrés que sufrimos a causa del modo en que trabajamos tiene consecuencias en nuestra percepción del mundo y de la vida. Pero además puede afectar particularmente nuestra manera de hablar.

Algunos estudios han profundizado en los efectos singulares del estrés laboral, y se ha descubierto que la voz puede verse bastante afectada.

(Foto: Canva)

El estrés que nos genera el trabajo nos perjudica cada día más. Sin motivo aparente, solemos tratar mal a quienes conviven con nosotros al llegar a casa, y esto es sólo un indicador, ya que también nuestro cuerpo manifiesta el estrés con su mal funcionamiento.

Según estudio, el estrés laboral provoca modificaciones en la voz

Según lo han evidenciado algunos investigadores, aquellos que se sienten estresados a causa del trabajo adolecen de peculiares cambios en la voz. Este vínculo entre los dos fenómenos fue descubierto gracias a que se grabaron sus voces al llegar la noche a lo largo de una semana.

En concreto, el experimento consistió en preguntarle a los sujetos cuándo sentían un mayor nivel de estrés en el trabajo, y así se identificaron los días de acuerdo a las respuestas para comparar su voz a lo largo del tiempo. Gracias a un software especializado, fue posible detectar que aquellos días en que las personas se percibían más estresadas hablaban con mayor intensidad y vehemencia.

(Foto: Canva)

Los sujetos analizados fueron 11, y tenían entre 19 y 59 años. El estudio, publicado en la revista especializada Psychological Science, determinó que, sin importar la edad o el oficio particular (el grupo comprendía médicos, ingenieros, empleados, entre otros), la voz se veía alterada sustancialmente.

El método empleado para registrar las voces fue la grabación de mensajes y la respuesta de preguntas específicas para evaluar la reacción de los analizados. A partir de la compilación de las muestras, el científico de la Universität des Saarlandes, Markus Langer, quien también dirigió el proyecto, concluyó que los cambios en el habla se producen a partir de la modificación hormonal que sufren las personas a causa del estrés.

Más en específico, el estrés altera el sistema nervioso simpático, provocando una mayor liberación de cortisona y adrenalina. Como consecuencia, las vías respiratorias se abren debido a la broncodilatación y eso es lo que provoca los cambios registrados en la voz de los sujetos estudiados, haciéndola más fuerte e intensa.

Es realmente un descubrimiento de gran valor, ya que: «podría ayudar a controlar el impacto que cada día tienen los factores de estrés y contribuir a su detección temprana, ayudando potencialmente a alcanzar un mayor bienestar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here