¿Sabes todo sobre los plátanos? He aquí el increíble dato que quizá no conocías

Probablemente sepas que los plátanos son muy nutritivos, pero ¿conoces su verdadera ubicación en la nomenclatura botánica? La categoría a la que pertenecen, de hecho, te sorprenderá.

Al ser un alimento nutritivo, rico en potasio y sales, ciertamente es beneficioso para nuestro organismo, como la mayoría de las frutas que nos ofrece la Madre Naturaleza. Forman parte de cualquier dieta saludable para tener un cuerpo fuerte y fit, aunque siempre se debe consumir moderadamente ya que, como todo alimento, su exceso podría traernos alguna que otra molestia. Aquí te mostraremos la verdadera categoría en la que se ubican según la botánica, y probablemente te resulte increíble.

(Foto: Canva)

Como sabemos, el plátano es el fruto predilecto de los deportistas, ya sean profesionales o amateurs, justamente por las propiedades que ya mencionamos, sobre todo por contener potasio, ese mineral clave para los músculos del cuerpo.

El potasio, junto con las otras propiedades del plátano, ayuda a los músculos y al sistema cardiovascular al proporcionar y transportar la energía que necesita el cuerpo para realizar esfuerzos físicos exigentes, aunque también mentales, puesto que igualmente reporta beneficios al sistema nervioso.

En definitiva, para cualquier tipo de deportista la alimentación es clave, y el plátano debe sí o sí formar parte de ella. Ahora bien, una vez reconocido esto, ¿conoces la nomenclatura apropiada de esta fruta?

¡Lo que no sabes de los plátanos!

Un último dato sobre sus propiedades: restaura la flora intestinal a causa del ácido butírico. Ahora sí, veamos la verdadera categoría a la que pertenece el plátano. Todos decimos que es una “fruta”, pero ésto no es correcto. Su categoría es otra; de hecho, se trata de una subespecie.

(Foto: Canva)

Por supuesto, la nomenclatura de la que estamos hablando es el resultado de largos estudios realizados por parte de especialistas en botánica que emplean clasificaciones de índole técnica para mejor ordenar el mundo vegetal y así conocerlo con mayor detalle.

En términos técnicos, los frutos crecen en una parte muy específica de las plantas, aquella donde están las semillas producidas por sus ovarios, y aunque no lo creas, los plátanos no se generan de esta forma, puesto que, en realidad, ¡son bayas! Para cualquiera de nosotros, los ejemplos más representativos de la bayas son las moras o las fresas, cuando en realidad esto es inadecuado; incluso se las considera frutos falsos.

Es una cuestión de detalles, ya que la diferencia radica en que las bayas nacen a partir de una flor que posee un solo ovario con más de una semilla, mientras que en el caso de las fresas, moras y frambuesas éstas se generan de flores con más de un ovario. A veces lo olvidamos, pero la Naturaleza es variada y única en grado sumo, y nunca deja de sorprendernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here