Nuevos aumentos en los combustibles: 10 trucos para no desangrarte al cargar gasolina

El combustible aumenta sin parar, pero hoy te mostraremos cómo ahorrar fácilmente cuando vayas a la estación de servicio a alimentar a tu coche.

La gasolina y el diesel se han visto sometidos a un inevitable aumento en las últimas semanas, llegando a subir al doble en el curso del último año, lo cual es ciertamente preocupante para los consumidores. A pesar de los esfuerzos del gobierno para contener los aumentos mediante la quita de algunos impuestos, logrando que la gasolina no supere los 2 euros por litro, la situación parece seguir siendo muy problemática.

(Foto: fuente web)

Estas medidas resultan insuficientes para muchas asociaciones de defensa al consumidor, principalmente debido al temor a la especulación con los precios del petróleo. Incluso con la reducción de impuestos, la gasolina sigue estando muy cara, lo cual ha llevado a muchas personas a optar por el transporte público o la bicicleta, en lugar de seguir usando el coche o la moto.

Pero si no puedes prescindir de tu medio de transporte particular, tenemos diez trucos útiles para ahorrar cuando recargues el tanque.

10 trucos imprescindibles para gastar menos dinero en combustible

1. Revisar los neumáticos: si los neumáticos del coche tienen mucho tiempo de uso, es muy probable que el coche consuma más combustible. Revísalos con más frecuencia y en caso de que estén muy desgastados deberás cambiarlos. Así ahorrarás un poco de dinero.

2. No dejar el auto encendido por mucho tiempo: nunca debes dejar que el auto permanezca en marcha por más de sesenta segundos. De lo contrario, consumirá más combustible del necesario, como cuando vas al autocine.

3. Acelerar suavemente: cuando el coche supera los 60 km/h, necesita menos combustible, en la medida en que no haya aceleraciones bruscas. Nunca vayas a fondo inmediatamente, así te ahorrarás dinero y, lo más importante, conducirás más seguro.

(Foto: fuente web)

4. Atención en los semáforos: cuando se encienda la luz verde del semáforo, no te pongas ansioso por arrancar: hazlo lentamente, sin pisar a fondo el acelerador. Sobre todo si tienes un diesel, utilizar apropiadamente el embrague puede ayudar mucho al ahorro de combustible.

5. Atención en los semáforos bis: además de no reanudar la marcha de golpe, debes evitar acelerar estando detenido. De verdad no sirve para nada: solamente estás contaminando y gastando inútilmente el combustible.

6. Cruise-control: el control electrónico de crucero permite mantener una velocidad constante en los viajes. De esta manera se reduce considerablemente el consumo.

7. No sobrecargar el coche: a menos que sea imprescindible, no dejes instalados portaequipajes ni otra clase de soportes. Mientras más peso cargues, más combustible consumirá el coche.

8. Uso moderado del aire acondicionado: ten en cuenta que el aire acondicionado consume más que la ventanilla baja. Si quieres viajar cómodamente, y la temperatura lo permite, mejor baja las ventanillas, tu bolsillo lo agradecerá.

9. Viajes inteligentes: Si tienes varias actividades en tu agenda que requieren el coche, intenta acomodarla para hacer todo junto, por ejemplo, ir al trabajo, hacer las compras y llevar a tus hijos a lo de los abuelos. Menos viajes significan menos consumo.

10. Combustibles premium: a menos que el manual del automóvil recomiende explícitamente los combustibles premium, no es necesario utilizarlos, pues por lo general no añaden ningún beneficio en cuanto al rendimiento y estarías gastando más dinero inútilmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here