¿Puede un perro pastor proteger a los pumas de la Patagonia?

En Argentina, la Wildlife Society Conservation lanzó un programa de perros pastores que, al cuidar del ganado, protegerán a los pumas y otros carnívoros de la persecución del hombre.

Puma de la Patagonia
El puma concolor es una especie que decrece en cantidad de individuos. (Foto: Adobe Stock)

El puma es uno de los felinos más grandes que habita en Argentina. Su presencia se extiende por prácticamente toda la zona oeste de montaña de ese país y su conservación es un desafío.

Sucede que los pumas son cazados en zonas rurales porque suelen ser los responsables de la muerte de ganado.

Para evitar que esto ocurra, la Wildlife Society Conservation (WSC) lanzó en la Patagonia argentina un programa de perros pastores protectores. La función de estos perros es doble: proteger al ganado y proteger a los pumas.

La idea es que lo perros se mezclen con el ganado para protegerlo (Foto de Federico Gregorio - WSC).
La idea es que lo perros se mezclen con el ganado para protegerlo. (Foto: Federico Gregorio – WSC)

¿Y cómo lo harán? Manteniendo a los felinos alejados de los establos y las áreas de pastoreo. En principio, esto disminuiría la matanza de pumas y otros carnívoros por parte del hombre, ya que, al no entrar en conflicto con el ganado, no serían cazados.

Los cachorritos, parte del rebaño

El programa de la WSC se lleva a cabo en la estepa patagónica, una vasta región casi desértica del sur de Argentina. Allí, la organización entregó los perros pastores a un número de ganaderos seleccionados por su ubicación, por tener conflictos recurrentes con pumas y por su voluntad de criar a estos perros desde cachorros.

Los perros se crían desde cachorritos con ovejas o cabras para que sean parte del rebaño (Foto de WSC).
Los perros se crían desde cachorritos con ovejas o cabras para que sean parte del rebaño. (Foto: WSC)

Los cachorros de perros entregados a los ganaderos son una cruza de pastor de Anatolia y perro de montaña de los Pirineos. Se trata de dos razas de buena contextura física muy utilizadas para el cuidado del ganado.

La primera fase del proyecto consiste en que los cachorros pastores se críen entre las cabras y ovejas para crear un lazo familiar. Que sean parte del mismo rebaño. Para lograr este objetivo, los técnicos e investigadores de la WSC trabajan junto a los ganaderos.

La permanente presencia de los perros en los rebaños mantendrían alejados del ganado a los pumas y otras especies de carnívoros de la estepa, como el gato de las pampas, el gato andino y los zorros patagónicos.

Coexistencia entre pumas y ganado

Un tercer beneficio de este programa sería evitar el sobrepastoreo y la desertificación, ocasionado por el uso intensivo del suelo. Los pastizales de la estepa patagónica son hábitat también de otras cientos de especies.

Evitando que los pumas y otros carnívoros ataquen a los rebaños se debería reducir el volumen de ganado, que suele ser elevado para compensar estas pérdidas. Esto generaría un menor estrés para el suelo patagónico.

El puma concolor es una especie que decrece en cantidad de individuos (Foto de Julio Monguillot - Administración de Parques Nacionales de Argentina).
En la Patagonia se busca acabar con la caza de pumas. (Foto: Julio Monguillot – Administración de Parques Nacionales de Argentina).

Según los productores ganaderos de la región, la caza de pumas no ha sido una acción efectiva para reducir los ataques. Ahora esperan que este otro enfoque de la problemática brinde una solución definitiva.

«Los perros son una herramienta poderosa tanto para conservar los carnívoros salvajes de Argentina como para mejorar la calidad de vida de los productores», aseguró Martín Fuentes, de WSC Argentina.

Esta iniciativa es producto del trabajo de muchos años de parte de la organización WSC, que promueve el desarrollo y aplicación de técnicas no letales para prevenir los ataques a rebaños y promover la coexistencia de pumas y seres humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here