Te conquistamos con esta combinación inesperada de pan y tortilla

Piensa dos veces antes de tirar el pan. Con esta receta podrás aprovecharlo y en tan solo diez minutos conseguir algo delicioso.

Estamos de acuerdo con que la comida frita es un manjar, el cual no estamos dispuestos a abandonar. Es de los pocos placeres que no queremos resignar y constituye casi un principio universal.

(Foto: Canva)

También estamos de acuerdo con que no siempre es algo saludable, dada su injerencia en nuestro organismo fomentando el mal colesterol, pero con moderación podemos superar esta dificultad. Habiéndonos despojado de los parámetros estrictos, nos preguntamos para qué tirar comida si aún puede ser deliciosa. ¿Quizás friéndola?

Por lo general siempre tenemos un lugar donde almacenar el pan que sobra, pero una cosa es que esté sobrando y se ponga duro, y otra muy distinta es que se ponga rancio. El lapso de tiempo, lamentablemente, es muy corto. En definitiva, el pan almacenado por pasado tiene poca vida útil y a lo sumo servirá como alimento para las palomas en una nostálgica visita al parque.

Por otro lado, podrías tomarte diez minutos y preparar una tortilla deliciosa. Sigue leyendo para satisfacer tu curiosidad.

Una tortilla inesperada de pan, amor e imaginación

Por lo general el pan es utilizado como acompañamiento y a lo sumo para rellenar si somos muy conocedores del tema. Al mismo tiempo, sabemos que la tortilla suele ser de patata o de verdura. Pero esta nueva variante es tan fácil y rica que no te van a quedar dudas de que es perfectamente válida.

(Foto: Canva)

Preparando 4 raciones, necesitas:

  • 2 piezas de pan duro,
  • 2 puñaditos de queso parmesano,
  • 1/2 docena de huevos,
  • 1 taza de leche, perejil,
  • aceite de oliva extra virgen,
  • manteca,
  • pimienta, sal, cúrcuma, pimentón y curry (sólo si quieres darle un sabor fuerte).

Conserva sólo la miga del pan removiendo la corteza. Coloca la miga en un bol con la leche para ablandarlo. A fin de cuentas, estamos trabajando con pan duro. Ahora simplemente sigue los pasos de una tortilla clásica. Bate los huevos y súmalos a la miga ablandada. Agrega el queso, la sal, pimienta, perejil y las especies que hayas elegido.

(Foto: Canva)

Engrasa bien una sartén antiadherente con manteca y un poco de aceite. Tira la mezcla y cocina durante diez minutos. Sírvase en un plateo volteando la tortilla y si quieres, puedes agregarle una guarnición de verduras y convertirla en una comida completa.

¡Ahora a disfrutarla!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here