Con los restos de café molido se pueden hacer cosas increíbles!

Seguro son incontables las veces que has tirado el café molido después de filtrarlo. Pero en este artículo verás las razones por las que probablemente dejarás de hacerlo.

Ciertamente, el café tiene un lugar especial en el corazón de muchísimos de nosotros. ¿Cuántos te has hecho en el curso de tu vida? ¿Cuántas fueron las ocasiones en las que has disfrutado de un delicioso café?

(Pixabay)

¿Cuántas veces has tirado a la basura los posos de café? Responder a esta pregunta ciertamente no es fácil porque seguramente habrá innumerables… imposibles de contar.

Lo que tampoco sabes es que ese no es su único destino. Hay otros. ¿Te interesa saber cuáles?

Los posos de café pueden resultar de mucha utilidad para resolver inconvenientes domésticos bastante corrientes. Quizá te resulte increíble, pero si quieres sacarte la duda, continúa leyendo.

He aquí el modo de reutilizar los restos de café

La utilidad de los posos del café es bastante amplia, ya que puede servir tanto para el cuidado de nuestras plantas como el de la piel. Por el hecho de ignorar este dato, casi siempre se los arroja a la basura sin más.

(Pixabay)

Fertilizante natural

Efectivamente, los posos de café pueden funcionar como un excelente fertilizante natural y efectivo. Solo tienes que recoger los restos de café y añadirlos a la tierra. De este modo tu planta crecerá saludable y frondosa.

Anticelulítico

Si, leíste bien: los posos de café, mezclados con azúcar y aceite vegetal, se pueden utilizar como acompañamiento para tratar la celulitis. Solo debes aplicar la mezcla igual que si fuera una crema, desparramándola y masajeando el área afectada.

(Pixabay)

Mascarilla

Pero el cuidado de la piel no se limita a la celulitis. Los posos de café pueden usarse también para crear una mascarilla facial. Su preparación consta de 2 cucharadas de café, dos de yogur, 2 de cacao y 1 de miel. Eso es todo. Luego puedes usar la mezcla como cualquier otra mascarilla, humedeciendo un poco el rostro previamente. Déjala actuar aproximadamente 20 minutos y después enjuaga y aprecia el resultado: una piel tersa y brillante. Increíble, ¿no?

Eliminar malos olores

Puedes utilizar los posos de café para eliminar una amplia gama de malos olores en muy poco tiempo, ya sean los de la casa, el auto, el refrigerador o los de tus propias manos. En este último caso, incluso aunque se trate de olores fuertes como los del ajo o el pescado, basta con frotar tus manos con los restos de café para que éste haga su magia.

Ahora, si se trata de la casa, el auto o el refrigerador, te conviene hervir los restos de café en una olla con abundante agua y dejar que el aroma impregne el ambiente un par de minutos hasta que desaparezca cualquier vestigio maloliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here