La verdad sobre los suplementos vitamínicos: ¿Realmente los necesitamos?

Es una práctica bastante generalizada, pero no todos sabemos si es realmente necesario tomar suplementos a diario. En este artículo te mostramos algunos datos que quizá no sabías y analizamos si sus beneficios son reales o no.

No son pocos quienes se han hecho esta pregunta: ¿tiene sentido tomar suplementos a diario? Por lo general, las personas tenemos alguna deficiencia de vitaminas o minerales, y acudimos a los suplementos, como el hierro o el magnesio, por ejemplo. Y sin embargo, no sabemos a ciencia cierta si hace falta tomarlos.

(Foto: Canva)

Cabe destacar que su consumo es recomendado en muchas ocasiones por médicos y nutricionistas. Uno de los más aconsejados es el de vitamina D, que, recordemos, es sintetizada en la piel gracias a la luz solar. Pero, ¿acaso no basta con exponernos al sol para conseguir la dosis de vitamina D necesaria?

Qué tan aconsejable es tomar suplementos de vitamina D

Pareciera una verdad de perogrullo repetir que la vitamina D se suele consumir en forma de suplementos por muchísima gente. Pero pareciera que ninguno de nosotros podría dar cuenta de su efectividad.

Una respuesta de tipo profesional fue la que dio el Dr. John M. Mandrola, especialista en cardiología, en la revista Medscape. Lo que dijo fue, esencialmente, que la vitamina D es fundamental para el organismo, y que su deficiencia podría traer aparejadas algunas consecuencias incluso mortales. Sin embargo, no se ha demostrado cabalmente que los suplementos puedan paliar esa deficiencia.

(Foto: Canva)

Pero, ¿qué tan importante es la vitamina D? Enzo Spisni, catedrático de Fisiología de la Nutrición en la Universidad de Bologna, habló con Il Fatto Alimentare sobre esto y dio algunos detalles. En concreto, la falta de vitamina D, un fenómeno extendido en todo el mundo, del cual no escapan ni los jóvenes, podría generar problemas en muchos de los sistemas de nuestro organismo, a saber: el esquelético, el digestivo, el inmunitario y el circulatorio. Es que la vitamina D contiene cinco prohormonas claves para su buen funcionamiento, y al parecer el modo de vida que llevamos hace que la absorción diaria de la vitamina del sol no sea suficiente.

En palabras de este médico italiano: “Los niños y adolescentes de hoy en día pasan mucho tiempo encerrados y no se exponen al aire libre, y si lo hacen, usan protección muy alta contra el sol”. La consecuencia inevitable es que la absorción de vitamina D cae en picada y ya no sólo son las personas de mayor edad quienes padecen esta deficiencia. Pero al contrario de lo que opina su colega norteamericano, el Dr. Spisni cree que los suplementos son de mucha ayuda, puesto que sin ellos podría haber mayores problemas que en su ausencia.

Más allá de que lo mejor es cambiar nuestros hábitos alimenticios, comiendo más pescado, por ejemplo, y salir al aire libre más seguido, este médico considera que: “Si los valores están por debajo de la media, es crucial tomar vitamina D diariamente y no en dosis elevadas una vez por mes, como suele ocurrir, pues de este modo es mucho más complicado suplir la deficiencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here