Turismo, el responsable del 80% de la basura de las playas del Mediterráneo

Un estudio determinó que el 65% de la basura que el turismo deja en las playas está formada por colillas de cigarrillos, pajitas y latas de bebidas.

El turismo es el principal responsable de la acumulación de residuos en las costas del mar Mediterráneo
El turismo es el principal responsable de la acumulación de residuos en las costas del mar Mediterráneo. (Foto: Adobe Stock)

Hacia fines del siglo XX, varios destacaban al turismo como “la industria sin humo”. Pero vaya qué afirmación tan errónea. Los desplazamientos con fines turísticos son responsables en buena medida de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Ya avanzado el siglo XXI, nos encontramos con que los turistas son los principales generadores de residuos en las costas del mar Mediterráneo.

Así lo determinó un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB). Los resultados muestran que el 80% de basura en las playas de las islas del Mediterráneo son generadas por turistas.

Estudio de residuos concentrado en playas

El estudio se centró en ocho islas del mar Mediterráneo y se extendió por cuatro años. Las seleccionadas para la investigación fueron Mallorca (España), Sicilia (Italia), Rab (Croacia), Malta (Malta), Creta, Mykonos y Rodas (Grecia), y Chipre.

Estas islas llegan a multiplicar por 20 su población durante la temporada alta, y además reciben un tercio del turismo mundial (datos previos a la pandemia).

El turismo satura las playas del mar Mediterráneo en Croacia (Foto de Oliver Sjöström - Pexels).
El turismo satura las playas del mar Mediterráneo en Croacia. (Foto: Oliver Sjöström – Pexels)

Para la realización del estudio se midieron tres playas en cada destino: una muy utilizada por los turistas, otra sólo frecuentada por locales y una ubicada en una locación remota.

Los investigadores analizaron basura marina, a la que la clasificaron como “cualquier material sólido persistente, fabricado o procesado desechado, eliminado o abandonado en el medio marino costero”.

Así, se caracterizaron la cantidad y el tipo de residuos en 147 estudios que se realizaron durante las temporadas turísticas alta y baja de 2017. Este estudio se enfocó en 24 playas de las ocho islas mencionadas.

La basura generada por los turistas

Los científicos descubrieron que la mayor concentración de residuos durante el verano es en las playas más populares. En estos sitios, se detectaron 330 residuos en promedio por cada 1.000 metros cuadrados de playa. Esta acumulación de basura resultó ser 5,7 veces mayor que en temporada baja.

Para tener una idea del volumen de basura encontrado durante el verano se podría decir que, si estuviéramos caminando en estas playas, nos encontraríamos con un desperdicio cada tres pasos.

La basura en la playa afecta a la naturaleza y los paisajes (Foto de Artem Beliaikin - Pexels).
La basura en la playa afecta a la naturaleza y los paisajes. (Foto: Artem Beliaikin – Pexels)

Luego de una clasificación realizada sobre los residuos encontrados, el estudio del ICTA-UAB determinó que el 65% de la basura que se acumula en las playas está formada por colillas de cigarrillos, pajitas y latas de bebidas.

En las playas estudiadas también se encontraron microplásticos de variados tamaños. Estos no son más que objetos de plásticos abandonados que se fragmentan por efecto de la radiación solar, la fricción con la arena y el tránsito de los visitantes.

Hacia un turismo sustentable

Un dato del estudio que preocupa es que en estas playas, se pueden encontrar más de 40 millones de desperdicios por día en la temporada alta de julio a agosto.

En la investigación se vislumbra una luz de esperanza para cambiar nuestro comportamiento como turistas. Los investigadores remarcaron que durante el 2019 se vio una disminución de un 50% de los residuos relacionados con el turismo en estas platas.

Esto se dio luego de la implementación de campañas de concientización y educación sobre la problemática.

En 2020, por la pandemia de Covid-19, todas estas costas mediterráneas tuvieron un respiro por la disminución de visitantes. Para los autores del estudio del ICTA-UAB, se trata de una oportunidad para repensar la industria del turismo y hacer de esta una actividad más sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here