¿El aire acondicionado se ha vuelto tu pesadilla? ¡Así ahorrarás hasta un 50% en la boleta de luz!

Si el aire acondicionado está abultando excesivamente tu boleta de luz debido a los altos precios de la energía, esta es la mejor manera de prevenirlo. No, no hace falta que dejes de usarlo. Solo debes seguir estos consejos y podrás ahorrar hasta un 50% en tu boleta.

Aunque Europa recién está en primavera, el calor ya está surtiendo sus efectos y aprieta a todos poco a poco. Y no estamos hablando solamente de sus consabidos efectos en el cuerpo, como el omnipresente sudor o la presión baja, sino también de las consecuencias económicas del uso del aire acondicionado, del que no podremos prescindir durante los próximos meses.

(Fuente: Canva)

Sobre todo en las regiones del sur, la temperatura va en aumento cada día, incluso aunque, técnicamente, no estamos en verano. Y si decides quedarte en verano en lugar de ir a vacacionar a regiones más frías, como Islandia o Laponia, probablemente estés pensando en cómo lidiar con el calor sin que el precio de la energía y la inflación hagan estragos en tu economía. Pero no es nada fácil hacerlo, sobre todo cuando el uso del aire se vuelve imperioso.

Últimamente, se ha vuelto un lugar común el tema de la invasión a Ucrania y las consiguientes sanciones recibidas por Rusia, junto con el efecto que esto tuvo en el costo del gas y la energía. Y sin embargo, no deja de ser algo cierto. Pero hay alguna esperanza.

Si el aire acondicionado está abultando excesivamente tu boleta de luz debido a los altos precios de la energía, esta es la mejor manera de prevenirlo. No, no hace falta que dejes de usarlo. Solo debes seguir estos consejos y podrás ahorrar hasta un 50% en tu boleta.

Dos trucos para no dejar de usar el aire acondicionado a pesar de su costo

Según la Agencia Nacional de Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Económico (ENEA), es posible seguir utilizando el aire acondicionado y ahorrar en la boleta de luz siempre que se sigan dos consejos clave. De este modo aquellas podrían reducirse hasta un 50%.

(Fuente: Canva)

El primer truco tiene que ver con la temperatura del termostato. Si bien es posible que lleve más tiempo enfriar los ambientes, el secreto está en subirlo dos puntos, siendo lo ideal ponerlo en 28 grados. Para acelerar el proceso de enfriamiento, se deben bajar las persianas por completo durante las horas de más calor, y así evitarás pagar de más.

Los efectos de este sencillo truco, sin embargo, no se verán sino en el largo plazo: más de 1.300 millones de kWh al año podrían dejar de consumirse si todos seguimos este consejo, rediciendo al mismo tiempo nuestra dependencia de Rusia en cuanto a gas y energía. Y esto no es todo.

(Fuente: Canva)

El otro consejo tiene que ver con el tipo de electrodoméstico utilizado. Los acondicionadores de aire más eficientes, es decir, los de la clase A+++, permiten ahorrar hasta 140 kWh, lo cual representa casi un 60% de la energía consumida en un hogar promedio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here