Alerta capilar: los 5 errores diarios más comunes que pueden costarte muy caro

Para toda mujer, el cabello es una carga y un deleite, pero también una incógnita, ya sea rizado, ondulado o liso, la diferencia es poco importante. Todas nosotras nos esforzamos diariamente para conseguir un pelo sano y reluciente. Sin embargo, ¿sabías que podrías estar cometiendo algunos errores?

¿Cabello? ¡Qué estresante! Parece como si tuviera vida propia, sobre todo en los momentos más inoportunos. Todas nosotras odiamos nuestro pelo cuando se torna indomable para esos eventos importantes, para luego ver lo perfecto que luce cuando no tenemos que presumirlo con nadie. Pero esto no es lo único.

(Foto: Canva)

¿Cuántos días nuestra vida ha dependido del champú? Sabemos que existe ese día intermedio entre lavado y lavado en el que nos sentimos estancadas en una especie de limbo. No tan limpio como ayer, pero tampoco tan sucio como para volver a lavarlo. En definitiva, un verdadero desastre. No obstante, hay algunas ocasiones en las que sencillamente nos lavamos el cabello para sentirnos inmediatamente mejor.

No obstante, el cuidado del cabello no es para nada simple, aunque luchemos diariamente para conseguir un cabello sano y reluciente. ¿Sabes acaso que todos los días cometes una serie de errores que atentan contra el brillo y la fuerza naturales de tu cabello?

Los 5 errores que cometes al cepillarte el pelo

No lo creerás, pero tú misma eres la primera culpable de las puntas abiertas y la rotura de tu cabello. Diariamente, de hecho, repetimos algunos errores realmente imperdonables, la mayoría bastante predecibles.

(Foto: Canva)

1. ¿Cuántas de nosotras nos peinamos el cabello apenas salimos de la ducha? No existe nada peor. Nunca hay que peinarlo mojado, a menos que usemos un spray anti-rotura, pues de otro modo el agua lo torna muy vulnerable al abrir la cutícula que lo protege, rompiéndolo en consecuencia. Adopta el hábito saludable de cepillarte el pelo antes de lavarlo, y si se llegasen a formar algunos nudos, intenta desatarlos con las manos en la medida de lo posible.

2. Un mal cepillado puede dañar el cabello, así que evita hacerlo desde la raíz hasta las puntas, pues esto sólo estresa el pelo, haciendo que se formen nudos. Mejor cepilla inversamente, primero las puntas cuidadosamente, avanzando de a poco hasta la raíz.

3. Asimismo, la frecuencia del cepillado es también importante para distribuir adecuadamente el sebo y así conseguir un pelo fuerte y brillante. Por esta razón es que debes cepillarlo al levantarte y antes de irte a dormir. Esto solamente si no tienes el cabello rizado o fino, en cuyo caso debe estresarse lo menos posible.

(Foto: Canva)

4. Se recomienda también, además de retirar el pelo acumulado, lavar el cepillo al menos una vez al mes, poniéndolo en agua tibia con champú o jabón líquido.

5. En último lugar, ¿sabías que para cada tipo de cabello existe un cepillo específicamente diseñado? Es decir que nunca debes elegir el tuyo al azar. En caso de tener el pelo rizado, inclínate por un peine de dientes anchos; lo mismo si tienes el pelo lacio y largo. Ahora, si tu cabello es seco, se recomienda usar un cepillo delicado de cerdas naturales. Por último, si tienes un pelo fino, utiliza un cepillo redondo.

Para todos los casos, no obstante, lo mejor es adquirir cepillos y peines hechos de madera, para evitar la estática, además de ser un material más suave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here