Este es el animal que tiene el sueño más pesado ¡Un verdadero dormilón!

Seguro piensas en un gato o un lirón. Pero no. Se trata de otro animal, uno cuya forma de dormir desconcierta a muchos, sobre todo porque sería imposible despertarlo incluso con la alarma más potente.

Todos los ecosistemas de la tierra, ya sean terrestres, acuáticos o aéreos, tienen sus características propias que se fueron formando con el tiempo por la acción de la madre naturaleza. No hay dos especies iguales, y aunque muchos comparten algunas características, el animal del que hablaremos hoy es único por su manera de dormir, que es realmente sorprendente. No se trata ni del gato ni del lirón, sino de otro muy distinto, cuyo sueño es todavía más profundo.

(Foto: Canva)

Si bien los gatos duermen muchas horas por día, hasta 18, tienen un sueño bastante liviano. El animal que nos convoca en esta ocasión, por el contrario, es capaz de dormir muy profundamente, al igual que el resto de los animales que hibernan. Sin embargo, éste lo hace por otra razón que no es la de protegerse del frío.

Gracias a la zoología, que, como sabemos, es la rama de las ciencias naturales que estudia las distintas especies animales y sus características, podemos conocer a nuestro protagonista de hoy, que habita en la profundidad de los océanos.

Este es el animal que más profundo duerme

Las zonas cercanas al lecho marítimo albergan criaturas que probablemente no conozcamos todavía, y las que sí conocemos son muy sorprendentes. Hay algunas de ellas que suelen subir a la superficie, y no dejan de mostrarse tal como son. En este caso hablamos de un cetáceo que suele dormir sus buenas siestas a los ojos de todos. Quizás lo conoces.

Cuando hablamos de cetáceos nos referimos a animales que a pesar de ser mamíferos viven en medios acuáticos y tienen respiración pulmonar. Curiosamente, aquel nombre le fue dado a estos seres por Aristóteles, y quiere decir ballena o monstruo marino, aunque en rigor no son sinónimos.

(Foto: Canva)

El cetáceo del que hablamos, pues, es el cachalote, que a diferencia de otros de su familia como el delfín, realmente duerme.

Este cetáceo es capaz de alcanzar los 18 metros de largo, a pesar de tener aletas muy pequeñas en comparación al resto de su cuerpo. Esto es lo que lo diferencia de las ballenas. Asimismo, puede bucear en las profundidades de los océanos para alimentarse, llegando hasta los 1000 metros, donde están sus enemigos principales: los calamares y los pulpos.

A diferencia de los delfines, que se dan por satisfechos con 10-15 minutos de sueño profundo, los cachalotes duermen profundamente como los humanos, y no están alerta como sus parientes cercanos. Simplemente apagan todo y se echan sus buenas siestas sin preocuparse de nada más.

En el 2008 se llevó a cabo una investigación a partir de la cual se estudió el comportamiento de un cachalote en las costas de Chile. Luego de haber sido tocado por un bote intencionalmente, estando dormido, el animal reaccionó dándose cuenta de su presencia. Es realmente un dormilón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here