Aviones de hidrógeno: el futuro de la aviación cero emisiones

La empresa ZeroAvia busca reemplazar a los combustibles fósiles en la aviación. Desarrolla aviones de hidrógeno que podrían recorrer hasta 800 kilómetros.

Aviones de hidrógeno de ZeroAvia
ZeroAvia apuesta a la aviación impulsada por hidrógeno. (Foto: Facebook @ZeroAvia)

La tecnología y la innovación avanzan en la búsqueda de soluciones para reducir el impacto de la emisión de gases de efecto invernadero. La producción y el consumo de energía son los grandes responsables de las emisiones. La quema de combustibles fósiles entra en esta lista, y la aviación mundial forma parte de esta categoría.

ZeroAvia, una empresa de capitales ingleses, busca desarrollar los primeros aviones de hidrógeno con cero emisiones de contaminación a la atmósfera. La visión de la compañía es que el desarrollo de este tipo de aeronaves sirva para el transporte de pasajeros.

Para ello, trabajan en el desarrollo de aviones eléctricos basados en un sistema de baterías que se abastecen de energía con hidrógeno (es el elemento químico más abundante del universo). En septiembre del 2020, la empresa realizó los primeros vuelos exitosos con una autonomía de 250 kilómetros. Las pruebas se realizan en un Piper Malibú, un avión ligero con capacidad para cinco pasajeros y un piloto.

Autonomía de los aviones de hidrógeno, un punto a resolver

Con este punto de partida, ZeroAvia se propone lograr vuelos regionales que cubran una distancia de 800 kilómetros. Hasta ahora, el principal desafío es diseñar y construir un motor que brinde la suficiente potencia y autonomía para poder realizar vuelos más largos.

El desafío de la aviación sostenible es incrementar la cantidad de pasajeros y la autonomía de los vuelos (Foto de Sourav Mishra - Pexels).
El desafío de la aviación sostenible es incrementar la cantidad de pasajeros y la autonomía de los vuelos. (Foto: Sourav Mishra – Pexels)

Según los directivos de la empresa, los sistemas de baterías eléctricas (como los que se utilizan en los coches) están condicionados por la alta relación peso-autonomía que ofrecen. Es decir, para viajes más largos hacen falta batería más grandes. Además, su tiempo de carga es lento.

Según ZeroAvia, los motores impulsado por pilas de hidrógeno ofrecen mayor durabilidad y autonomía. Al tiempo que una carga de hidrógeno para impulsar el motor demoraría lo mismo que el reabastecimiento de un avión tradicional.

Este avión con cero emisiones funciona con una batería que abastece de energía al motor. La batería es alimentada por hidrógeno líquido. Este aporta un mayor rendimiento a la batería, proceso que es favorecido al almacenarse en forma líquida en las alas de la aeronave.

Apoyos para investigación y desarrollo

Mientras ZeroAvia avanza en sus diseños e investigaciones, va cosechando respaldos. Una de las firmas que apoya el proyecto es la aerolínea British Airways. A través de esta alianza, la aerolínea busca soluciones para reducir las emisiones de carbono a la atmósfera de cara al futuro, tal como anunció a principios de 2021.

ZeroAvia también recibió recientemente un apoyo de 12 millones de libras del gobierno del Reino Unido. La inyección de fondos es para que la empresa pueda completar las pruebas que viene realizando.

Pese a que los estudios avanzan, todavía resta un tiempo para determinar si, efectivamente, el diseño de estos motores podrá implementarse en vuelos comerciales largos.

El plan de ZeroAvia a futuro

Uno de los retos es mejorar la autonomía de los aviones. Para esto, también es necesario adaptar la infraestructura de los aeropuertos para poder asistir y abastecer a cada vuelo.

ZeroAvia quiere desarrollar aviones comerciales impulsados por hidrógeno hacia 2040 (Foto: ZeroAvia.com).
ZeroAvia quiere desarrollar aviones comerciales impulsados por hidrógeno hacia 2040 (Foto: ZeroAvia.com).

El plan de trabajo es desarrollar aeronaves impulsadas por hidrógeno para los primeros vuelos comerciales regionales en 2023. Estos aviones tendrían capacidad para entre 10 y 20 pasajeros con una autonomía de casi mil kilómetros.

La compañía pretende contar con un avión con una autonomía de casi dos mil kilómetros y una capacidad de hasta 100 pasajeros para 2027. La idea es llegar a 2030 con un avión de más de 200 asientos y 5.000 kilómetros de autonomía.

El objetivo final sería poder reemplazar a los aviones comerciales impulsados por combustibles fósiles de cara al 2040. Esto se lograría con el desarrollo de una aeronave de más de 200 asientos y con una autonomía de 9.260 kilómetros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here