El Camino de Santiago: naturaleza, espiritualidad y cultura

El Camino de Santiago es el sueño de muchos. Puede ser una peregrinación de más de 800 kilómetros entre montañas, bosques y ciudades medievales. 

El Camino de Santiago: naturaleza, espiritualidad y cultura
El Camino de Santiago es patrimonio de la humanidad marcado por siglos de historia. (Foto: Adobe Stock)

En Europa hay cientos de kilómetros de caminos que llevan a Santiago de Compostela, en la comunidad española de Galicia. Todos son conocidos como el Camino de Santiago y parten prácticamente desde cualquier país del viejo continente. ¿Cuál de todas estas vías elegir para hacer nuestro camino?

El Camino de Santiago es el sueño de millones de peregrinos a lo largo del mundo. Las diferentes rutas tienen sus encantos naturales, culturales y medievales, y se pueden hacer caminando, a caballo o en bicicleta.

El Camino Francés, la ruta más tradicional hacia Santiago

El Camino Francés es una de las rutas históricas más populares hacia Compostela. Cuando en el siglo IX se señaló que en esta ciudad estaba enterrado el apóstol Santiago, miles de peregrinos comenzaron a cruzar Europa para llegar hacia los restos del discípulo de Jesús.

En épocas de antaño, los peregrinos caminaban o cabalgaban cientos de kilómetros para llegar. Tal fue el tránsito de personas por estas sendas que la ruta de peregrinación fue llamada La Calle Mayor de Europa, y esto permitió el desarrollo de infraestructura para quienes transitan por allí.

Si quieres disfrutar de una experiencia única, deberías evaluar la posibilidad de caminar los más de 800 kilómetros que cubre el Camino Francés.

Conocerás encantadores poblados y campiñas francesas, atravesarás los Pirineos, los pueblos fortificados de Navarra y los viñedos de La Rioja hasta llegar a Galicia.

Los paisajes naturales te dejarán encantado, pero además podrás disfrutar de una región con un valor cultural y artístico incalculable. Tanto es así que el Camino Francés fue declarado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además, en esta vía no encontrarás mayores dificultades. Al ser la más popular es la más transitada y está marcada con las inconfundibles flechas amarillas.

Albergues para los peregrinos del Camino de Santiago

Todos estos encantos han despertado el interés de millones de turistas. Es por esto que en esta variante de peregrinación hacia la tumba de Santiago encontrarás buena gastronomía y los famosos albergues.

En estos sitios hay múltiples servicios, pero sobre todo lugares para descansar tus pies en medio del camino. Existen tres tipos de albergue: los de pago voluntario (debes abonar lo creas conveniente), los públicos (cuestan seis euros) y los privados (cuyo costo ronda los 10 euros).

Puedes optar por cualquiera de ellos; lo que debes saber es que los más económicos se llenan rápido. Lo que muchos conocedores del camino recomiendan es reservar en albergues privados para realizar tus caminatas diarias sin tener que pensar en dónde dormir cuando llegues a tu destino.

Prepárate para caminar mucho

Ahora bien, para definir qué tramos del camino recorrer debes tener muy en cuenta que esta es una experiencia para disfrutar y que de nada sirve caminar como loco. Para poder realizar el Camino de Santiago, te recomendamos entrenar.

Debes ponerte en forma para aguantar una mochila de unos siete kilos en la espalda y caminar un promedio de entre 20 y 30 kilómetros por día. Con estos datos puedes planificar tu peregrinación.

Para peregrinar debes entrenar porque el Camino de Santiago es un reto físico (Foto de José Miguel Blasco - Vive el Camino).
Para peregrinar debes entrenar porque el Camino de Santiago es un reto físico. (Foto: José Miguel Blasco – Vive el Camino)

Un detalle más. Si quieres recibir la compostela, que es el documento que acredita que has hecho el Camino de Santiago, deberás peregrinar por al menos 100 kilómetros, por lo que necesitarás programar una excursión de entre cuatro y cinco días. Para ciclistas, el mínimo solicitado es de 200 kilómetros.

Por lo general, los peregrinos que optan por cubrir esta distancia mínima de a pie parten de Sarria. Desde aquí el camino hacia Santiago de Compostela cubre una distancia de 111 kilómetros.

Para obtener la compostela debes llenar tu credencial, que es un cuaderno desplegable que te identifica como peregrino. En él se colocan los sellos de los lugares por donde has transitado y este es el documento que acredita tus kilómetros recorridos.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here