¿Tiras la comida pasada su fecha de vencimiento? No lo hagas, todavía es comestible

Una vez que la fecha de vencimiento ha llegado, ¿tiras los alimentos? Si lo haces, puede que estés cometiendo un error: muchos de ellos puedes seguir consumiéndolos con seguridad.

Si bien se trata de alimentos frescos, existen algunos que todavía son comestibles incluso después de su fecha de vencimiento. No los tires.

(Foto: Canva)

Desde luego es bastante normal que tiremos los alimentos frescos una vez que ha llegado la fecha de vencimiento. Pensamos que es peligroso consumirlos, así que no tenemos dudas al respecto. Pero puede que esto no sea exactamente lo mejor. Aquí te mostramos las razones por las que a pesar de su fecha de vencimiento, hay alimentos seguros de consumir.

Estas es la manera de comer los alimentos frescos ya vencidos

No es algo que deba hacerse sin tomar algunas medidas de prevención, pero consumir esa clase de alimentos es posible. Ciertamente, dejar mucho tiempo la comida en la despensa o en el refrigerador termina siempre en lo mismo: lo tiramos a la basura. Es un daño por partida doble: a nuestra economía, en primer lugar, y al planeta, en segundo, pues el desperdicio de comida tiene un gran impacto ambiental.

(Foto: Canva)

La fecha de caducidad es un buen indicador para saber si debemos o no consumir un alimento, pero no siempre es algo exacto. Hay muchos factores que inciden en la actitud correcta que se debe tener ante la llegada de ese momento, veamos cuáles.

  • Los alimentos que solemos tirar sin dudarlo demasiado una vez que la fecha de vencimiento ha llegado son los lácteos, en particular, la leche y el yogur, los cuales, sin embargo, pueden consumirse algunos días después. Lo importante es constatar que no se hayan sacado del refrigerador una vez abiertos ni huelan ácido.
  • Los huevos, por su parte, pueden comerse incluso algunas semanas pasada la fecha de vencimiento.
  • En cuanto a las frutas y las verduras, lo fundamental es el olor y el color, y por supuesto la ausencia de hongos.
  • En la medida en que no se encuentren animales al interior de los paquetes, los productos de despensa pueden usarse después de algunos meses de la fecha de vencimiento, por ejemplo, la sal, la pimienta, la harina, el azúcar y la pasta.
  • Las conservas, por último, pueden durar hasta dos años más, siempre y cuando se mantengan en lugares fríos y secos. Entre ellos están las verduras en escabeche, las frutas enlatadas y similares.

Si sabemos cómo gestionar la comida que en principio ya caducó, todos salimos ganando, nosotros y el planeta, pues el desperdicio de alimentos es un mal que no para de crecer en los países desarrollados. Es cierto que la fecha de vencimiento nos indica el período de tiempo en el que es más seguro consumir los alimentos, y por lo tanto debemos respetarla, pero no es algo que determine de manera absoluta cuándo podemos hacerlo. Más bien es una sugerencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here