Conoce las mejores galletas crackers, ya que no son todas iguales

Un excelente aliado para picar algo sin exagerar son las galletas saladas. Un snack rápido y sin esfuerzo con esa forma delgada, ligera y casi etérea, puede engañarnos. Sin embargo, no todas las galletas son iguales.

Inventada en 1801 por Theodore Pearson, panadero estadounidense, se convirtió en un snack conquistador del mundo entero. En todo supermercado se pueden encontrar decenas y decenas de distintas variantes de este tipo de snacks. Hay para todos los gustos, con sus sencillos sabores como arroz inflado o integrales. En muchas ocasiones lo que marca la diferencia a la hora de comprar, es la marca.

(Foto: Canva)

Nuestras compras están afectadas por las sensaciones del momento en el que las realizamos. Pero no siempre se trata de una decisión sabia y eficaz, y hasta las galletas saladas deberían estar sometidas a un análisis de sus ingredientes. Así se podría comprender qué estamos consumiendo realmente.

Se trata, como ya dijimos, de un excelente aliado para no exagerar, y picar algo al mismo tiempo. Aunque su forma delgada y ligera puede engañarnos, no todas las galletas son iguales.

La palabra mágica ante las galletas: moderación

Roberta Martinoli, médica y nutricionista, explica cuáles son las mejores crackers. Es a partir de una elección consciente donde se puede saber qué se está comprando. Es decir que hace falta entender lo que contienen todos los alimentos industriales que consumimos.

(Foto: Canva)

La Dra. Martinoli explica, que las mejores galletas saladas son las que se hacen a partir de harina de trigo integral real. No las de trigo blando tipo 0. Las galletas saladas más saludables, de hecho, a menudo son las que se fabrican industrialmente.

Las mejores opciones de compra son aquellas sin grasa -o al menos sin aceite de palma y con levadura natural-, sin trazas de jarabe de glucosa-fructosa o harinas malteadas. Sin embargo, al final quedan los azúcares que se caramelizan.

(Foto: Canva)

Ahora bien, como explica la nutricionista, este proceso de caramelización libera acrilamida y es una sustancia potencialmente cancerígena que no aparece en el envase. Presta atención a los ingredientes antes de comprar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here