Si tomas demasiado café, tu cuerpo podría apagarse: conoce el temible círculo vicioso

Hay mucha gente que no puede evitar tomar mucho café en su vida diaria. Pero, ¿sabías los riesgos reales que esta práctica trae aparejados? Tu cuerpo podría dejar de funcionar.

Tomar café en exceso todos los días de tu vida no es nada bueno. Entre los efectos adversos hay uno que atañe directamente al cuerpo. Veamos juntos de qué se trata.

café
(Foto Pexels)

¿Te irritas hasta llegar al punto de convertirte en el increíble Hulk? Probablemente esto tenga que ver con un uso desmedido del café en tu rutina. Sin embargo, si antes teníamos alguna duda, ahora contamos con una certeza absoluta: tomar café en exceso es tan malo que nuestro cuerpo podría llegar a apagarse.

Un estudio reciente ha arrojado cierta luz sobre el tema de los efectos adversos del abuso de la cafeína, y sugiere que beber demasiado café podría alterar la absorción de una vitamina fundamental para nuestro organismo. Estamos hablando de la vitamina D, aquella que buscamos absorber mediante la exposición al sol.

El café podría realmente detener el cuerpo, según un estudio

El estudio más reciente sobre esta cuestión fue llevado adelante por un conjunto de investigadores oriundos de China y Brasil. Los científicos quisieron comprender en su investigación el vínculo entre el consumo de cafeína y la reducción de la formación de receptores de vitamina D. Al analizar también los resultados obtenidos en pruebas anteriores, fue posible establecer una conexión entre la deficiencia de esta vitamina y el consumo de café. Descubramos un poco más sobre lo que ocurre cuando se toma excesivamente la bebida preferida de los italianos.

café
(Foto de Tom Swinnen en Pexels)

El estudio se ha publicado en el International Journal for Vitamin and Nutrition Research, y resume los resultados que los investigadores han conseguido. Entonces, ¿con qué se encontraron? ¿Por qué nuestro cuerpo podría apagarse debido al consumo excesivo de café?

La vitamina D, conocida como la “vitamina del sol”, ha resultado ser deficiente en el caso de aquellos sujetos examinados que afirmaron hacer un uso realmente exagerado del café, es decir, más de 3 tazas al día, que es lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). No obstante, los investigadores aseguran que serán necesarios más estudios puesto que no fue posible determinar exactamente cómo es que la cafeína afecta el proceso de absorción de la vitamina D. Concretamente, los más perjudicados por esta correlación son los adultos de entre 30 y 47 años.

En resumidas cuentas, se están dando los primeros pasos de un descubrimiento que podría alterar considerablemente nuestras vidas. ¿Creemos que estamos preparados para averiguarlo? ¿Debemos dejar nuestro querido café? Por el momento, no. Es suficiente con ponernos un límite y no sobrepasar las cantidades recomendadas. Por cierto, ¡2 o 3 cafés diarios no nos matarán!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here