La dieta feliz: sólo un poco de agua para lograr un postre increíble

¿Desde cuándo hacer dieta implica abandonar por completo el postre? Con sólo un poco de agua podrás preparar esta receta deliciosa.

Es casi como un secreto la idea de que hacer dieta implica un sacrificio descomunal. El slogan de “si no duele no sirve” está tan instaurado, que abandonarlo puede devenir en un estado muy placentero de liberación. Esto es así porque, de hecho, son ese tipo de premisas las que constituyen la anticipación de una dieta sin frutos. Las ganas, terminan triunfando a los dos meses, con la tentación de un tentempié nocturno cubierto de Nutella.

(Foto: Canva)

Esto bajo ningún punto de vista es una apología por una dieta alta en calorías y sin ningún tipo de control. En lo absoluto. Simplemente consideramos importante remarcar que en tanto que humanos, somos imperfectos por naturaleza. A no ser que haya problemas graves de salud que demanden una acción más radical en sus inicios, la privación absoluta de cualquier tipo de goce en la alimentación, es un sacrificio tan inútil como contraproducente.

La clave reside en el equilibrio y la salud sin abandonar nada. Con una dieta leve, hipocalóricamente hablando, los resultados pueden ser muy satisfactorios y, más importante, duradero. Es ese marketing que promueve las dietas tristes y pobres, el que genera esas sensaciones de angustia y autocompasión. El desenlace es terminar en la primera ventanilla de comida rápida.

Por lo tanto, para la práctica, prepara este postre que combina dieta, equilibrio y sabor. Sigue leyendo para ver que sólo te hará falta un poco de agua.

Disfrutar la comida: ¡sólo con agua, un postre saludable y exquisito!

No vas a creerlo, pero sin azúcar añadida, estos crepés de agua son deliciosos. Ahora, si te resulta imposible que esto sea rico, es evidente que la cultura del sufrimiento te tiene en sus garras. Despreocúpate que puedes hacer este delicioso postre y redimirte de aquellos dogmas.

(Foto: Canva)

No sólo eso. Si eres una persona a la cual le gusta más la comida salada, estos crepés son la base perfecta de un segundo plato. Agrégale tomate y mozzarella para lograr un plato bien completo y saludable.

Pero volvamos al postre. Cada 6 crepés que quieras hacer, vas a necesitar:

  • 2 huevos
  • 300ml de agua
  • 130g de harina
  • sal a gusto

Puedes rellenarlo con alguna crema proteica, como la de avellanas o pistacho. Puedes también rellenar con un poco de yogur desnatado. Mezcla ese yogur con cacao amargo y deléitate con tranquilidad con una crema de chocolate completamente sana.

(Foto: Canva)

Para hacer los crepés, hay que batir los huevos con ganas y poco a poco, ir vertiendo harina tamizada. Pero nunca dejes de mezclar mientras agregas, también, agua. Cuando logres una mezcla homogénea pon sal a gusto. Luego, en una sartén antiadherente vierte con un cucharón y controla que no pase más de dos minutos al fuego. El relleno es a elección. Disfrutarlo es el nuevo dogma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here