Elefantes que pintan: la triste realidad detrás del espectáculo

Los videos que muestran la “habilidad” de los elefantes que pintan, ocultan la explotación que sufren para dar estos espectáculos.

Elefantes que pintan: la triste realidad detrás del espectáculo
Los elefantes que pintan lo hacen por miedo, no es una conducta natural. (Foto: Adobe Stock)

Desde hace unos años circulan por redes sociales videos de turistas que filman a elefantes pintando, principalmente en Tailandia. Esto muestra la supuesta habilidad o cierto sentido del arte de estos animales, pero en realidad detrás de la escena hay una cruel práctica de explotación.

Es importante saber que cualquier animal que realiza conductas que no son naturales de su especie está siendo obligado a hacerlas. Y si, además, hay un lucro de esa actividad, indica que detrás hay un negocio que entretiene. Y esto genera para los animales una vida sometida a explotación, maltrato y esclavitud.

En este caso, la manera en que logran que los elefantes pinten es sometiéndolos con castigos físicos y dolorosos estímulos negativos. Los entrenamientos pueden durar años, ya que comienzan a someterlos desde que son bebés. Los separan de sus madres y les “rompen el espíritu” antes que lo desarrollen, tal como denuncia Lek Chailert, fundadora de la ONG Save Elephant Foundation.

El método de enseñanza de los elefantes que pintan

Hay videos donde se muestran las duras imágenes de sometimiento de elefantes, que son castigados con bullhooks, una herramienta con una especie de gancho en la punta para golpearlos.

bullhook
Para castigar elefantes se usan los bullhooks. (Foto: petalatino.com)

Los entrenadores usan estas armas ejerciendo presión en puntos sensibles del cuerpo de estos animales. Y aunque su piel parezca gruesa, lo cierto es que es bastante delicada (pueden sentir la picadura de insectos) y los ganchos les causan mucho dolor.

Los castigos incluyen golpes y descargas eléctricas, que se usan como estímulos negativos. Así, cuando finalmente logran someterlos y llega el momento del show, los elefantes tienen tanto miedo a sentir ese dolor que realizan lo que les piden.

A pesar que cuando los hacen actuar no llevan los bullhooks originales, si llevan otros elementos punzantes para guiar las conductas deseadas. Algunas cámaras han logrado captar la manera en que logran que el doblegado animal pinte un cuadro.

El engaño a los turistas

Probablemente, la gente no participaría de un espectáculo si supiera que detrás hay muchas horas de dolorosos y crueles entrenamientos de un animal.

El padecimiento sucede a plena vista de los turistas, que son engañados creyendo que son animales especiales y que pueden captar la belleza de manera tal que la pintan en un cuadro.

La organización animalista PETA denunció el año pasado a siete zoológicos en Estados Unidos que se presentaban como “reservas” de animales. Aquí, se los obligaba a pintar, dar paseos, hacer trucos y hasta jugar al fútbol.

Los turistas son engañados porque no ven, o tal vez no quieren ver, que hay un animal que está sufriendo. En la naturaleza, los elefantes no hacen ninguna de estas cosas. El estrés que les genera esta miserable vida de castigos y miedo les da una esperanza de vida mucho menor a la que tendrían en estado natural.

Por esa razón, usa tu sentido común. Si alguna vez llegas a ver a un animal haciendo alguna proeza que no es natural, no la fomentes. Mas bien denúnciala, es una de las utilidades que se le pueden dar a las redes sociales. De esa manera, podrás ayudar a concienciar y evitar que más gente participe de estos crueles espectáculos.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here