Los espirales contra mosquitos son un riesgo para nuestra salud

Una de las particularidades del verano (cada vez más en invierno también) son los mosquitos. Y más allá de en qué época del año aparezcan, no son bienvenidos.

Es por eso que inventamos lo que sea para evitar su presencia en la casa. Pero hay que evaluar los métodos porque existe uno muy peligroso para nuestra salud.

(Foto: Canva)

No hay quien soporte los mosquitos, especialmente con su enorme facilidad para zumbar en nuestros oídos justo cuando estamos por conciliar el sueño. Está claro que estos insectos no son bien recibidos, y agregado a ello, suelen ir acompañados de un calor asfixiante. En definitiva, una amalgama de lo más intensa para cualquiera.

Ahora sabemos, además, que hay mosquitos hembra de fiebre amarilla, Aedes aegypti, que son atraídos por los colores rojo, naranja, negro y cian. Es decir que tenemos un arma para defendernos, pero no es suficiente.

(Foto: Canva)

En definitiva, mosquitos y verano, mosquitos e invierno, nunca son bien recibidos en casa. Y para no ser devorados hacemos cuanto está a nuestro alcance. Pasemos a ver por qué hay soluciones que pueden resultar nocivas para la salud.

¿Qué hay en el interior de los espirales?

Los espirales están especialmente diseñados para combatir los mosquitos, pero son una amenaza para nosotros también. El hecho es que un espiral emite la misma cantidad de partículas que contienen entre 75 y 137 cigarrillos quemados.

(Foto: Canva)

Aún no está claro cuál es el daño de una exposición sostenida, pero el riesgo de cáncer de pulmón por parte de estos espirales puede llegar a ser muy alto. Además, el espiral está fabricado a partir del piretro dálmata que puede repercutir sobre el sistema nervioso (de hecho está diseñado para eso en los mosquitos).

Los pesticidas que lo componen son inocuos, pero no es nada conveniente respirar el humo durante horas en ambientes cerrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here