Los hábitos que debes abandonar para ahorrar en gasolina

Actualmente el precio de los combustibles se ha disparado, y la cifra que antes costaba llenar el tanque ahora se ha casi duplicado. Es el momento de ahorrar dejando atrás ciertos hábitos.

El automóvil es muy útil para llevar a cabo diversas actividades, tales como trasladarse largas distancias, hacer las compras, llevar y traer a los niños del colegio, etc. La utilización del coche tan frecuente tiene un coste tanto ambiental (por lo que es preciso, de ser posible, moverse de maneras más sostenibles) como personal, esto es, en la economía de cada uno.

conducir auto
Foto Averie Woodard / Unsplash

El precio de los combustibles, desgraciadamente, aumentan a cada momento, y esta tendencia no parece retroceder por lo pronto. Llenar el tanque del coche se está volviendo cada vez más difícil como consecuencia de esto. La pregunta es si existe alguna manera de reducir estos costos que dependa de nosotros.

Para aquellos que viven en la parte céntrica de la ciudad o en algún pueblo pequeño, lo mejor es trasladarse a pie o en bicicleta. Ahora bien, si el recorrido es muy extenso, siempre está la opción del transporte público.

En el caso de las personas que no pueden evitar el uso del automóvil, la respuesta debe adecuarse a sus necesidades y hay que tener en cuenta que muchas veces el vehículo privado es la única opción. Aún así, es posible ahorrar dinero en combustible haciendo un uso más sostenible de dicho transporte.

Existe una serie de malos hábitos que, como toda costumbre repetida, se realizan muchas veces de manera inconscientes, pero que pueden ser modificados para reducir considerablemente el gasto innecesario de combustible, y de este modo gastar mucho menos dinero.

Cómo ahorrar gasolina

Una de las señales más seguras de la cantidad de gasolina que se consume es el estilo de manejo. Acelerar y frenar constantemente, por ejemplo, genera un desperdicio considerable de combustible. También lo hace el cambio innecesario de marchas de manera continua.

gasolina
Foto Pixabay

Otra costumbre, bastante común en personas de edad avanzada, consiste en dejar encendido el motor durante varios minutos para «calentar» el auto. Este es un hábito que considerablemente aumenta el consumo y no tiene sentido realmente.

Por último, en lo que respecta a lo que hacemos detrás del volante, cabe destacar el uso excesivo del aire acondicionado y la conducción con ventanillas bajas a velocidades superiores a 59 km/h, hábitos que general un mayor consumo.

Luego están las cuestiones más generales que conciernen al mantenimiento del coche como tal. Entre ellas, la del cuidado de los neumáticos, que nunca deben estar dañados o desinflado, puesto que de este modo el auto consume más combustible.

Para concluir, un dato que quizá no sabías. El volumen y el tamaño del sistema de sonido del coche también influyen en la cantidad de combustible que gastamos. Mientras más grande el estéreo y más alto el volumen, mayor es el consumo.

En fin, ahora que sabes todo esto, ¡qué esperas para cambiar estos hábitos costosos e innecesarios, y comenzar a ahorrar dinero!?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here