Cinco ideas de aperitivos: la diversión puede ser sana y a la vez deliciosa

Si tu dieta ha limitado tu espíritu festivo y echas de menos un aperitivo, no te preocupes. Te dejamos cinco ideas para divertirte y deleitarte saludablemente.

Tenemos muy en claro que, siendo verano, las ganas de fiesta y de estar junto al mar, o en una terraza, con amigos y un aperitivo, son enormes. Con los dos años que llevamos de confinamiento y semi-confinamiento, cualquier oportunidad de compañía, es bien recibida.

(Foto: Canva)

No sabemos cómo ocurrió, pero los aperitivos, pensados para hacer más amena la espera antes de cenar, se convirtieron en cena. Con los años, el aperitivo se ha vuelto algo más que dos cuencos de cacahuetes y aceitunas. Sabemos lo mal que puede salir una pre-cena tan exigua como esa.

Por otro lado, está la versión cringe, que, como aperitivo, es un invento cuya utilidad reside en sus ventas. El punto es que ahora, si no nos levantamos con el estómago repleto de frituras, salames y pinsé, no nos contentamos. Lo que sí podemos asegurar con toda esa comida, es que evita que nos emborrachemos con el spritz. Esto es algo bueno.

Aunque es agradable una reunión a tomar algo, no siempre se dan las circunstancias para salir de fiesta, especialmente si se está a dieta. Pero tu espíritu fiestero está a salvo, no te preocupes. Sólo deberás elegir una alternativa deliciosa y sana para no abandonar eso que tanto añoras.

Las cinco ideas fit y divertidas que salvarán tu apetito

Sabemos bien que la base de una alimentación sana, correcta y variada es el equilibrio. Por ello, puedes recrear una versión más para estar en forma, pero con diversión: un aperitivo casero del que no te arrepentirás.

(Foto: Canva)

Bien podrías optar por un jugo de naranja casero en lugar de un Spritz. Sabemos bien que no es lo mismo, pero tu hígado va a agradecer ese receso de alcohol. Pero no acaba allí. Abandonemos, momentáneamente, las frituras y embutidos para descubrir cinco variables saludables.

La primera bien podría ser un clásico y calórico aperitivo: verduras crudas (apio y zanahoria, por ejemplo) y el hummus. Este último es una salsa típica y deliciosa de la cocina de medio Oriente. A base de garbanzos es muy recomendada para quienes están a dieta. Si no te convence puedes probar los totopos de maíz o el guacamole. Si te apetecen sabores mediterráneos, puedes optar por picatostes de pan integral con hummus de tomates secos y aceitunas.

 Si amas los sabores refinados, debes probar la piadina y el hummus de trufa –con un buen vino espumante sería increíble-. Por último, si deseas mantenerte bien ligero, enriquece el aperitivo con galletas saladas, queso untable, guacamole picante y tomate. Hay muchísimas opciones para elegir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here