Todo lo que debes saber para hacer compost en casa

Hacer compost en casa es una manera de reducir los desperdicios orgánicos para transformarlos en abono. ¡Sigue estas indicaciones!

Cómo hacer compost en casa
Podrás transformar el compost en un gran abono natural para tus plantas. (Foto: Adobe Stock)

¿Por qué el compostaje es parte de tener una vida más sostenible? Porque hacer compost es una manera de reciclar los desperdicios orgánicos para luego usarlos como abono.

El compost es del resultado de un proceso natural de descomposición de los desperdicios que quedan cuando cocinamos. Este se produce por acción del aire y la proliferación de bacterias. Es lo mismo que sucede en la naturaleza cuando, por ejemplo, las hojas secas que caen de los árboles se descomponen hasta volverse tierra.

De acuerdo a las variaciones del clima, puede tomar de tres a cinco meses obtener el humus o compost maduro. Al estar lleno de minerales y nutrientes, agregándolo en macetas o jardines ayudará al crecimiento de las plantas.

Ahora que ya sabes cómo funciona, te contamos cómo hacer compost en casa.

Hacer compost en casa con tus residuos orgánicos

Hacer compost tiene beneficios para el planeta. Y es que es preocupante la cantidad de desechos que se tiran y van a parar a lugares indebidos, contaminando el medioambiente.

Pero tus residuos orgánicos pueden volver a la naturaleza gracias al compostaje, en lugar de estar generando gases de efecto invernadero en vertederos. Además, te ayudará a retener la humedad de la tierra donde decidas agregarlo.

Ahora bien, ¿todo lo que sea orgánico se puede compostar? Casi todo, pero hay restos orgánicos que debes evitar poner en la compostera. Sí puedes compostar:

  • Hojas secas, pasto y demás desechos del jardín
  • Aserrín (en poca cantidad)
  • Cáscaras de frutas, verduras y de frutos secos
  • Fruta descompuesta
  • Cáscaras de huevos (conviene que sea en poca cantidad)
  • Semillas y carozos
  • Café, saquitos de té y yerba mate
  • Polvo que se junta al barrer
  • Cenizas
  • Papel y cartón
  • Legumbres
  • Restos de comida (no carne)

En cambio, debes evitar echar estos restos en tu compostera:

  • Carnes
  • Cartón plastificado y papel con impresiones en tinta de colores
  • Pan ni productos con harinas
  • Aceite de cocina
  • Productos lácteos
  • Arroz
  • Plantas enfermas
  • Heces de perros o gatos

¿Cómo consigo una compostera?

Para hacer compost en casa puedes comprar una compostera para instalarla en tu hogar. Vienen en muchos tamaños y formatos, y puedes encontrarlas en sitios de venta online o en mercados saludables.

Pero también puedes fabricar una. Aquí te enseñaremos dos opciones muy prácticas de hacer las tuyas:

1. Compostera en la tierra. Si tienes un jardín, puedes hacer varios pozos pequeños  alrededor de un árbol (el lugar ideal es dentro del círculo que delimita su copa). Los pozos pueden tener el ancho que quieras, pero no más de 30 centímetros de profundidad. A continuación, agrega tus desechos orgánicos, dejando la mitad del espacio libre. Esa otra mitad debes taparla con la misma tierra que extrajiste previamente.

compost en tierra
Así se verá tu compostera en la tierra. (Foto: @cosasdejardin)

Para compostar de esta manera, puedes juntar en un cubo todos los residuos compostables y, una o dos veces por semana, hacer este pozo y desecharlos ahí. El resto del proceso se hará sólo y tus plantas estarán felices.

2. Compostera con un cajón de madera. Consigue un cajón de madera y si tiene espacios vacíos tápalos con maderas. Forra todo su interior con cartón reciclado de una caja o de cartones de huevos. Luego, forma capas alternando hojas secas o pasto, tus desechos orgánicos y tierra. Así hasta llegar arriba, poniendo al final una última capa de tierra.

A continuación, utiliza un palo para hacer agujeros que lleguen hasta el fondo del cajón. Esto asegurará que entre oxígeno a tu compost. ¡Y listo! Lo único que tienes que hacer es regar un poquito todos los días, pero no con demasiada agua.

caja compost 2
Hacer agujeros ayudará al proceso porque ingresará oxígeno (Foto: captura video @Historias en un Click)

Te darás cuenta cuando esté listo el humus porque es probable que broten plantitas en la superficie. Solo debes retirarlas (y plantarlas si quieres) y la tierra que esté abajo puedes usarla para abonar tus plantas.

Si quieres puedes repetir el proceso colocando en la base del mismo cajón un poco de la tierra compostada, los desechos en el medio y más tierra arriba. Notarás que el aroma es muy agradable, es una tierra con olor a fruta fresca.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here