Mil usos para la misma especia: seguro que no conocías estas aplicaciones del curry

Llegado desde la India, un condimento mágico que nos hace soñar directamente con Bollywood. Tiene unos usos alternativos que te dejarán sin palabras.

Es quizás uno de los condimentos más apreciados en la cocina actual. Es capaz de darle felicidad a todo lo que toca. Tanto el pollo como el arroz, con un poco de polvo amarillo y se convierten en un manjar único y delicioso que no molesta en nada al paladar. Pero no acaba ahí, una guarnición de patatas o verduras cambia completamente su sabor con un poco de curry.

(Foto: Canva)

Proveniente de la India se ha difuminado por todo el globo desde el período colonial británico. A partir del estudio etimológico, «curry» es una palabra de origen inglés, transliterada del tamil que denota salsa o sopa. Palabra indígena utilizada también para indicar platos a base de curry, por lo que los británicos decidieron combinar los dos.

El curry, de hecho, no se encuentra en la naturaleza. Se obtiene mediante una mezcla de distintas especias, aunque no necesariamente todas: comino, pimienta negra, canela, cúrcuma, cilantro, clavo, jengibre, nuez moscada, fenogreco y guindilla. En definitiva, es una mezcla más que interesante. Su color lo recibe de la cúrcuma que tiene mayor porcentaje en su composición. Además, si no lo sabías te lo contamos, el curry es bueno para la salud.

Curry: una especia llena de beneficios

Si ves un aliado en el curry, no sabes qué beneficios trae a la salud. Es por la cúrcuma que el curry es un protector del estómago y los intestinos. Calma el hígado y reduce las dolencias de la artritis y el reumatismo. También mejora la digestión siendo un gran alivio para aquellos que sufren de beber un simple vaso de agua.

(Foto: Canva)

El curry reduce el riesgo de ataques cardíacos, dada su acción antiinflamatoria y antioxidante, es un adecuado estimulador sanguíneo. Puede ayudar a regular el metabolismo, favoreciendo la secreción de ácidos biliares y quemando grasas.

(Foto: Canva)

Para quienes padecen enfermedades obstructivas en las vías biliares, el curry es una buena opción. Pero si aparecen problemas digestivos como las úlceras gástricas o gastritis, el curry debe ser evitado por la presencia de guindilla que favorece la irritación e inflamación del sistema urinario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here