Olivia Mandle: la extraordinaria miniheroína española

La joven activista organizó una campaña para terminar con los delfinarios en España. Su reconocimiento permitió que el gobierno la escuche.

Olivia Mandle
Olivia solo tiene 13 años y logró una gran movilización por los delfines. (Foto: raicesybrotes.org)

Olivia Mandle es una joven activista que, con solo de 13 años, organizó una campaña para terminar con los delfinarios en España. Creó el hashtag #NoEsPaisParaDelfines para concienciar y lograr una ley de prohibición de delfinarios.

En tiempos de Covid, donde las movilizaciones sociales están limitadas, el hashtag logró movilizarse por las redes sociales. Su estrategia sumó, además, una campaña para juntar firmas que apoyen la presentación de la nueva ley. Actualmente, ya la firmaron casi 60.000 personas en el sitio change.org.

Con estas acciones, logró el reconocimiento necesario para llegar a reunirse con las autoridades españolas. El apoyo ciudadano posibilitó el encuentro virtual (debido a la pandemia) con Sergio Torres, director general de Derechos Animales de España. Para Olivia, el balance de la reunión fue positivo, ya que Torres prometió trabajar para que se termine la barbarie del uso de animales en espectáculos.

Una joven promesa para ayudar a la naturaleza

“Soy una guerrera del clima y una activista por los animales”, asegura Olivia cuando se presenta. Ella parece haber comprendido, desde muy chica, cuáles son las acciones que hay que hacer para defender el planeta.

Por su cercanía con el Mar Mediterráneo, Olivia visitó sus playas desde que era una niña. Y notó que estas estaban cada vez más contaminadas. Ante la creciente acumulación de plásticos, decidió actuar.

Pero sus preocupaciones no se limitaron sólo al medioambiente, sino también a la defensa de los animales marinos que padecen la contaminación humana.

Motivada por limpiar las playas, inventó un utensilio al que bautizó como “Jelly Cleaner”. Se trata de un artefacto hecho a pase de botellas recicladas y medias de bailarina, que sirve para levantar los plásticos que se encuentran en el mar. Tal como puedes ver en el siguiente video:

 

Además, la joven participa activamente en brigadas de limpieza de las playas, el agua y el fondo del mar, organizadas por la organización We Care.

La campaña para liberar a los delfines de los acuarios

Olivia se siente muy conectada al mar. Por eso, entiende que mantener a los delfines encerrados es un acto de crueldad que no debería ser legal.

Sabe que los delfines sufren mucho el encierro porque son animales que se guían principalmente por el sonido. Las estrechas piletas donde los mantienen cautivos, los enferman y los terminan matando.

Con su corta edad, decidió proponer una nueva ley que los proteja y los libere del sufrimiento. El impulso fue grande, porque consiguió llegar hasta el director general de Derechos Animales.

Si bien por ahora obtuvo sólo promesas y no hay acciones concretas en marcha, su acción marcó un comienzo. Olivia es la clase de futuros líderes que la Tierra necesita urgentemente.

El reconocimiento de Jane Goodall

La organización Raíces y Brotes (Roots & Shoots, en inglés), creada por la doctora Jane Goodall, reconoció a Olivia como una “miniheroína”. Publicaron su historia en su web y difundieron por redes sociales su campaña.

Goodall es una reconocida etóloga defensora de los animales y del medioambiente. Fundó la organización con el fin de educar sobre el respeto al medioambiente, y fomentar acciones que generen más empatía por todos los seres vivos.

En su sección de “minihéroes”, Raíces y Brotes publica las historias de los jóvenes y niños que realizan acciones en defensa del ambiente y los animales. El fin es inspirar a más jóvenes que quieran sumarse a la defensa del planeta y los animales.

Raices y Brotes
Olivia dedica gran parte de su tiempo a limpiar la contaminación en las playas. (Foto: raícesybrotes.org)

Olivia agradeció el reconocimiento y, además, reconoció que Goodall ha sido para ella una fuente de inspiración. En declaraciones a la prensa, su madre contó que, desde su niñez, la joven activista leía los libros escritos por la etóloga, por lo que le tiene una gran admiración.

Un nuevo despertar de jóvenes luchadores

La joven se suma al movimiento de cientos de jóvenes alrededor del mundo que luchan contra el cambio climático. Aunque a Olivia la movilizan más las causas relacionadas con la protección de la fauna marina y la conservación de los océanos.

La campaña por la Ley de Prohibición de los Delfinarios y sus repercusiones llevó a que muchos la comparen con Greta Thunberg, la activista sueca que inició el movimiento “Fridays for Future”.

Probablemente Olivia sea una versión española de Greta, al igual que otros jóvenes son referentes en otros países. Lo cierto es que el movimiento inspira a jóvenes que replican y adaptan las demandas a sus realidades a lo largo del mundo.

Olivia reconoce que admira a Greta y que la activista sueca le sirvió de inspiración. Al igual que le pasó a ella, la española probablemente inspirará a otros jóvenes en otras luchas.

Esta nueva juventud en general es acompañada por las ONG y la ciudadanía, que toman sus fuerzas impulsoras para mantener las esperanzas de que los daños se reviertan. Pero la gran pregunta es: ¿cuánto tardarán en llegar las decisiones políticas que están pidiendo?

Esperamos que muchas más Olivias sigan luchando hasta que las políticas y la realidad del planeta cambien.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here