Orinoquia: Ecoturismo para vivir la naturaleza y la biodiversidad

Conoce una de las regiones con mayor riqueza de biodiversidad colombiana. Orinoquia ostenta uno de los ocho sistemas hídricos más estratégicos del planeta.

Orinoquia: Ecoturismo para vivir la naturaleza y la biodiversidad
Los Cerros Mavicure en el Río Inirida , en la Orinoquia colombiana. (Foto: Adobe Stock)

El río es vida. En América del Sur, el gran Orinoco recorre 2.250 kilómetros mientras se nutre de una red de 11 afluentes. A su paso por Colombia, da nombre a una región que es  un verdadero paraíso de biodiversidad: la Orinoquia.

Los brazos de este río delimitan alrededor de 156 tipos de ecosistemas naturales y 49 ecosistemas transformados. Y abastece de agua a muchas comunidades indígenas.

La Orinoquia es área natural que comprende el 22% de la superficie de Colombia. Es conocida como los Llanos Orientales y comprende selvas húmedas tropicales, desiertos con temperaturas extremas, montañas con hielos intermitentes, cafetales, llanuras y la región andina colombiana.

Allí vive una extraordinaria diversidad biológica, por lo que es un sitio estratégico para la supervivencia de la comunidad de vaqueros de los LLanos y de todo el planeta.

Para el país, representa una de las regiones más importantes gracias a sus reservas de gas natural y petróleo. Pero también por sus importantes atractivos turísticos. Y es que la Orinoquia ofrece experiencias únicas para los amantes del ecoturismo, con gran variedad de paisajes naturales y expresiones culturales.

El protagonismo de la naturaleza en Orinoquia

Todas las actividades que pueden realizarse en esta región colombiana están signadas por la preservación de los recursos naturales y de los ecosistemas. Sobre todo las experiencias de turismo en sus áreas y parques naturales protegidos.

En el área natural de Sierras de la Macarena se puede realizar avistaje de aves en el río Caño Cristales, considerado como uno de los más hermosos del mundo por la particular tonalidad que adquieren sus aguas. Los márgenes de este río conforman una especie de santuario en el que viven 450 especies de aves.

Otra experiencia sugerida nos traslada al Parque Nacional Natural Serranía del Chiribiquete para conocer los entornos de sabana y selva amazónica en los Cerros Mavicure. Allí, además se puede tener contacto con comunidades aborígenes para compartir su sabiduría ancestral.

Orinoquia
La Orinoquia representa una opción única para el ecoturismo y el intercambio cultural. (Foto: Sebastien Goldberg – Unsplash)

Por otra parte, en la Orinoquia los ríos son los anfitriones de los aventureros. Ofrecen experiencias llenas de adrenalina con caídas como las impresionantes cascadas del raudal de Jirijirimo o las del Parque Nacional Natural Amacayacú. También rápidos y pozos ideales para nadar en medio del bosque o disfrutar en lancha o kayak, como el río La Miel.

La majestuosa convivencia con lo salvaje

Por estas tierras se encuentra el jaguar, el más grande depredador y regulador del equilibrio de las especies de la región. Este animal actualmente se encuentra catalogado en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Entre las múltiples formas de vida que alberga la Orinoquia es posible encontrar gran variedad de especies animales como osos hormigueros, tapires, anacondas, yacarés, monos aulladores o venados, entre otras.

Orinoquia
Monos aulladores. (Foto: Fernanda Bahamón – Unsplash)

En el Parque Nacional Natural El Tuparro, territorio que se encuentra libre de la presencia del hombre, los visitantes solo podrán ingresar con un permiso previo para luego maravillarse con tigres mariposa, dantas, nutrias, zainos, monos aulladores o delfines rosados.

Otra de las opciones para visitar es Puerto Carreño, donde un guía acompaña a los viajeros a conocer los delfines de río haciendo avistamientos respetuosos para garantizar la protección de esta especie emblemática en peligro de extinción.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here