¿No logras perder esos kilos de más? Durmiendo lo conseguirás

Si la dieta que seguiste no te sirvió de nada, no te preocupes, para volver a estar en forma, hay excelentes soluciones y métodos. Éste te sorprenderá.

Es muy común que las personas que se ponen a dieta no consigan bajar de peso. Aunque no es de lo más agradable, la respuesta está ahí. Hay una relación muy estrecha entre el sueño y la nutrición. Por ese motivo muchas veces no se obtienen resultados, pese al esfuerzo de la dieta.

(Foto: Canva)

La cantidad de horas de sueño que necesitan las personas, ronda entre las 7 y las 9 horas por cada noche. El caso es que casi el 35% de los adultos no cumplen esa cantidad de hora. Si no se descansa correctamente, los hábitos alimenticios también se ven afectados.

Veamos por qué dormir mal no te deja adelgazar

El primer secreto acaba de ser develado y la razón de tus problemas, es la falta de sueño. Está comprobado que la falta de sueño lleva a las personas a comer más alimentos azucarados durante el día. Un grupo de sujetos de estudio, en el año 2018, logró renunciar a 10 gramos de azúcares diarios, simplemente descansando mejor. El cambio fueron dos horas, de dormir 5 pasaron a dormir 7.

(Foto: Canva)

Los antojos de chatarra, snacks y dulces, según otro estudio, también dependen de la falta de sueño. El problema reside en que el cerebro no logra manejar los antojos por este tipo de productos y se cuestiona la dieta. No hay nada que hacer cuando las ganas ya entraron. El sueño hace que la comida sea vista de un modo totalmente diferente.

Los alimentos saludables también son afectados, según otro estudio. Se demostró que el aumento de alimentos hipercalóricos está vinculado con el abandono de productos saludables. La hormona llamada grelina se produce con la falta de sueño y es la responsable de sentir más hambre. Aquellos que no duermen bien comen porciones más grandes y aumentan en un 12,4% el consumo calórico.

Con un descanso de calidad el peso se controlará mucho más fácilmente. La sensación de hambre será menor y habrá menos antojos. Por eso, vete a dormir y pierde peso. Si a pesar de ello no lo consigues, busca distintas formas de relajación y abandona el café del mediodía. Tampoco uses dispositivos electrónicos antes de acostarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here