En menos de 10 minutos podrás preparar este postre único y exitoso

Abre tu cuaderno de recetas y toma nota. Sólo 10 minutos para comer un postre delicioso con el que alegrarás tu estómago.

Cuando tengas un invitado que se presenta a último momento, no vas a poder creer que se pueda preparar un postre tan eficaz y tan simple. Abre la heladera, combina dos ingredientes y crea un postre que te va a hacer quedar muy bien. Sólo 10 minutos, confía en nosotros.

(Foto: Canva)

Incluso cuando no hay mucho tiempo –sobre todo cuando no hay mucho tiempo-, cocinar es un acto de amor. Es importante tener algunos ases bajo la manga cuando la vida se presenta con imprevistos para los que no estamos tan preparados.

El postre es para disfrutar y traer alegría a la vida. Con este postre, su suavidad y su consistencia cremosa, lograrás derretir los ingredientes en el paladar. Con estos crujientes detalles personalizarás tu postre.

Haz la prueba, cronometra 10 minutos y verás que no lleva más tiempo.

Te mostramos cómo hacer un postre rápido en pocos pasos

Es cierto que la pasión por la cocina no es algo compartido por todo el mundo, pero es importante poder adaptarse a las situaciones imprevistas y ver que, a fin de cuentas, cocinar es para todo el mundo. El postre que te traemos es tan sencillo como particular y práctico a la hora de servir. Puedes, además, personalizarlo tanto como tu imaginación lo permita. Te dejamos estos simples pasos, tan versátiles, que harán de esta receta, muchas otras.

(Foto: Canva)

Para satisfacer el paladar, toma la batidora y un bol. Lo único que necesitarás para potenciar el sabor. Nada de tiempo, cocción o reposo para esta receta.

Abre la heladera, toma el queso crema y, drenando el agua del recipiente, coloca el contenido en el bol. Luego trabájalo con dos cucharadas de miel.

Tu crema ya está lista, pero puedes personalizarla tanto como quieras. Puedes apelar a saborizantes como el de vainilla y agregar todo lo que gustes. Un poco de fruta cortada en pequeños trozos con un poco de jugo de naranja. Pon la crema y la fruta en un vaso y disfruta.

Puedes darle una consistencia más crujiente con cereales, arroz inflado, crumble, pepitas de chocolate, almendras tostadas, pistacho y cualquier cosa que te tiente o, mejor dicho, cualquier cosa que encuentres en tu alacena.

A todo el mundo va a gustarle esta receta. A aquellos a quienes no les gusta el queso pueden disimular el aroma con el resto de los ingredientes utilizados. Tanto para cuando no tienes suficiente tiempo para cocinar como para cuando tienes productos a punto de expirar, esta receta es adecuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here