Prepárate para una explosión de sabores cuando cocines así la Parmesana

No te pierdas esta variante extraordinaria para hacerse agua la boca. Si la parmesana es tu mayor pasión, ésta será tu receta preferida.

Hay alimentos que parecen directamente creados para nosotros por obra Divina. Como Prometeo con el fuego, la berenjena tiene un carácter mitológico: frita es como llegar al cielo. Cada plato hay encontrado su salsa predilecta en el mundo: la pasta a la norma, a la caponata, rollitos de berenjena rellenos de spaghetti a la parmesana, etc.

Fuente: Instagram @lili_evergreen

La parmesana, quizás, tiene una ventaja. Más de uno habrá almorzado junto al mar, cuanto menos una vez en la vida, un bocado rebosante de parmesana. Aunque el baño se haya complicado, el mar cristalino, la arena dorada en los pies y la brisa de la tarde constituyeron una experiencia mística y maravillosa.

Sabemos que, como nosotros, quizás hayas soltado una lágrima. Pero en realidad es una virtud de la buena y bella cocina a partir de pocos, simples y deliciosos ingredientes. El plato se ha enriquecido con los años, agregando huevos, jamón y queso; sin embargo, la receta original es con capas de berenjena y salsa con una buena nevada de parmesano. Hay otra versión también que te enamorará desde el primer bocado.

Parmesana de patatas y calabacines: una delicia que se deshace en la boca

Sí, sabemos que no hay berenjenas ni la salsa, así que te estarás preguntando qué es la parmesana y por qué te la propongo como una alternativa aún válida. Pues no seas poco confiado y déjate llevar por el sabor que puede tener diferentes matices. Si ya sabemos que no es ni la berenjena ni la salsa lo que proponemos, te preguntarás qué proponemos la parmesana como alternativa válida. No seas desconfiado y déjate convencer por los nuevos sabores y matices.

(Foto: Canva)

Parmesana de calabacín y patatas para dos personas, requiere:

  • 500 g de patatas
  • 500 g de calabacín
  • 300 g de ricotta, mozzarella o philadelphia
  • Queso parmesano
  • Media cebolla
  • Aceite al gusto
  • Sal al gusto
  • Pimienta o varias especias al gusto

Con las temperaturas veraniegas, nada ideales para prender el horno, te proponemos la variante sencilla, fácil y rápida con la sartén. Tira papas peladas y cortadas en una sartén antiadherente. Agrega sal, aceite y pimienta, y cocina durante 25/30 minutos. Mientras esperas limpia y corta las cebollas y el calabacín para otro sartén. Cocina durante 15/20 minutos. Cuando esté todo listo, deja que se enfríe un poco y crea varias capas.

(Foto: Canva)

Empieza por una base de patata y agrega un poco de ricota con los calabacines encima. Repite hasta lograr una estructura bien espesa. Espolvorea todo con queso parmesano y listo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here