¿Cómo sacarte 10 años de encima sin gastar un centavo? Este tratamiento es la respuesta

No todos tenemos el dinero y el tiempo necesarios para realizar tratamientos antiage que sean tan efectivos como los de las grandes estrellas. Pero lo importante es que no hace falta contar con grandes sumas para quitarse del rostro esas arrugas que nos suman años. ¿Quieres saber cuál es la alternativa? Más abajo te contamos todo.

Si bien aceptar nuestro cuerpo tal como es constituye una manera sana de lidiar con las imperfecciones, no está mal sentir algo de satisfacción al ver que nuestro rostro se ve más joven luego de un tratamiento antiage. Aunque no signifique un cambio sustancial en nuestras vidas, sin embargo puede darnos un motivo para sonreír.

(Foto: Canva)Por si acaso lo ignorabas, los músculos de la cara también necesitan entrenarse para tonificar la piel y hacerla más elástica. Esto brinda un brillo más saludable a nuestro aspecto general. Para ello existen algunos ejercicios antiage que pueden ayudar a retardar la aparición de arrugas por culpa de un relajamiento cutáneo excesivo.

Ejercicios en casa para tu tratamiento anti-arrugas

Si el término «gimnasia facial» te resulta totalmente desconocido, entonces no sabes lo que te pierdes. Son verdaderos ejercicios practicados sobre distintas partes del rostro que ayudan a mejorar la circulación, combaten el debilitamiento de los tejidos y promueven la tonificación muscular. Es una rutina completa de entrenamiento solamente para el rostro.

(Foto: Canva)

Este tratamiento no tiene restricciones de edad, y puede funcionar para cualquiera que lo intente sin padecer efectos secundarios. Lo importante es que la tonicidad no es exclusiva de los glúteos o los trapecios, sino que puede ser una característica de ciertas partes bien específicas del rostro que, al decaer, generan las primeras líneas de expresión, como es el caso de los pómulos. Cabe aclarar que, al igual que el resto de los entrenamientos musculares, debe pasar algún tiempo antes de obtener resultados visibles. ¡Pero pasemos de una vez a los ejercicios!

Veamos en primer lugar cómo ejercitar los pómulos para tenerlos más definidos y redondeados. Si te sirve, colócate frente a un espejo, y comienza articulando una «o» con los labios. Luego abre la boca como si fueras a pronunciar una «a». Repite esto diez veces y por último succiona las mejillas y manténlas así por veinte segundos. Pasado este tiempo ya puedes relajar el rostro.

En lo que respecta a las arrugas que suelen formarse por encima del labio superior, lo mejor es contraer la boca lo más que se pueda durante cinco segundos. Luego hay que relajar la boca y poner los dedos sobre los labios e intentar sonreír, así se genera una leve resistencia que fortalece los músculos que están alrededor de la boca. Debes repetir esa secuencia diez veces como mínimo.

(Foto: Canva)

Por último, aunque no lo parezca, la piel del cuello también puede delatar nuestra edad a pesar de ser bastante elástica. Para fortalecerla y tonificarla debes colocarte en una posición que te permita mantener la cabeza quieta y erguida. Luego, sosteniendo ambos costados del cuello con las manos tienes que hacer fuerza hacia abajo con la comisura de los labios y mantener durante cinco segundos. Aquí también hay que repetir diez veces el movimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here