Receta dietética y fácil de hacer: ya no necesitas comprar los típicos dulces

Por si no lo sabías, los dulces que queremos ofrecerte son una fuente de proteína. Son tan deliciosos y dietéticos que no podrás creerlo.

Son muchas las estrategias que pueden ser abarcadas en la preparación de dulces. No hay contradicción en una misma receta que invoque el sabor y lo saludable. Vamos a revelarte los trucos para que esto se convierta en una realidad.

(Foto: Pixabay)

Ya hemos mencionado que la comida no es igual en todo el mundo, y buscar opciones de otras zonas solo puede ampliar nuestra cultura culinaria. Es una opción perfecta para descubrir nuevos horizontes de sabor.

Los orígenes de esta preparación tiene una rica y antigua historia, que representa una oportunidad para proponerla nuevamente.

Prueba esta receta dietética súper rica

Aunque seamos un poco genéricos a la hora de hablar de dulces, la receta dietética de hoy es un práctico manjar. Especialmente porque puedes llevarlo allí donde vayas y dejar que lo prueben tus amigos y conocidos. No queremos que queden excluidos de esta experiencia. Luego de que queden pasmados de sabor, será momento de revelarles que se trata de un postre dietético.

(Foto: Pixabay)

¿Estás listo para hacer estas galletas especiales? Lo primero a tener en cuenta es que la dieta no implica renunciar al sabor. Miel o chocolate negro, incluso pasas, son excelentes opciones para agregar. El dulzor no implica un alto contenido calórico.

Aquello que ingerimos determina la cantidad y el tipo de energía que tendremos en nuestro cuerpo. Esto puede realizarse de un modo saludable sin tener que hacer padecer las papilas gustativas que ya sufren adicción al dulce.

Estamos ofreciendo una receta de bizcochos de garbanzos muy fácil y rápida de preparar, y esto es lo que vas a necesitar:

  • 200 g de harina de garbanzos
  • 100 g de harina de coco
  • aceite
  • 80 g de azúcar morena
  • avellanas y piñones

Empieza por tostar la harina de garbanzos en una sartén. Mientras esto se lleva a cabo tritura el azúcar morena, junto con las avellanas y una pizca de canela. Luego, el agua y la harina de coco se combinan con los polvos.

Una vez que hayas alcanzado una masa homogénea, hornea los moldes en un horno precalentado a 180° durante 10 minutos. Decora como quieras, tanto con los muchos nutrientes y vitaminas de la miel. Puedes poner un poco en la masa y verterla en ella para visualizar la locura del resultado.

Con múltiples beneficios para el organismo, ocurre lo mismo con el chocolate fundido, no conviene perder la oportunidad de probar esta receta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here