Receta: Cómo preparar seitán (o carne vegetal) en casa

Con esta receta muy sencilla podrás preparar bollos de seitán casero, una opción versátil y saludable para dietas libres de carne.

receta seitan
El seitán es conocido como «carne vegetal» por su gran aporte de proteínas. (Foto: Adobe Stock)

Actualmente, muchas personas están optando por dietas vegetarianas y veganas. Algunos por la elección de dejar de fomentar el sufrimiento animal, otros por espiritualidad y otros tantos más por el cuidado al medioambiente (la ganadería emite por sí sola tantos gases de efecto invernadero como todos los medios de transporte juntos).

Mas allá de las razones, lo cierto es que al momento de la transición mucha gente tiene miedo a extrañar la carne.

Por eso hoy te enseñaremos a hacer el legendario seitán, un invento chino -mejorado por los japoneses y monjes budistas hace cientos de años- que hoy satisface el paladar de miles de personas que optan por dietas libres de carne. Este producto se puede conseguir en herbolarios o dietéticas, hecho en forma de bollo, o también como churrascos. Lo bueno del seitán es que es un alimento alto en proteínas y bajo en grasas y carbohidratos, por lo que complementa muy bien con dietas saludables.

receta seitan
La versatilidad del seitán permite incorporarlo en variadas preparaciones. (Fuente: literaturschock – Pixabay )

Aquí te mostraremos como hacer un bollo de seitán casero, que posteriormente podrás cortar en tiras, cubos, o como tú lo prefieras, ¡Es muy versátil! La receta es sencilla, así que ¡Manos a la obra!

Ingredientes:

  • 2 tazas de gluten puro
  • 2 tazas de agua
  • Cebolla en polvo (c/n)
  • Ajo en polvo (c/n)
  • 1 caldo vegetal en polvo o cubo
  • Salsa de soja (c/n)
  • 2 hojas de laurel
  • Opcionales: Humo sólido ¼ de cucharadita; pimentón ahumado 1 cucharadita; pimienta en granos (c/n)

Paso a paso:

Primero debes mezclar en un bol todos los ingredientes secos. Ten en cuenta que los condimentos forman parte del gusto de cada uno y de tu imaginación. El pimentón puede ayudar a darle color, y si consigues el humo sólido podrás darle un sabor ahumado. Pero cuidado, debes usar muy poco de este ingrediente porque en exceso puede darle feo sabor. Si no consigues no hay problema, el seitán te saldrá de maravillas.

Una vez que hayas mezclado bien los ingredientes secos, es hora de añadir el agua. Es importante que sepas que siempre serán las mismas partes de agua por gluten, así que puedes agrandar o achicar el resultado siempre basándote en esta regla.
Mezcla los ingredientes hasta que se unifiquen bien, pero no lo amases mucho. Sólo con verificar que esté todo integrado será suficiente.

Coloca la masa en un cuenco tapado con film y lleva a la nevera durante 30 minutos. Mientras tanto, pon una cacerola a hervir con agua saborizada con algún caldo de tu elección, salsa de soja, dos hojas de laurel y pimienta en granos. Esto le dará todo el sabor al seitán.

receta seitan
Masa de seitán terminada. (Foto: Dimensión Vegana)

Retira el seitán de la heladera y con las manos trata de formar una masa redonda y lisa como la de la imagen. Para esto no tendrás que amasarlo, sino formarlo con las manos. Notarás que la textura es un tanto pegajosa; no te preocupes, eso indica que está bien. Si no logras la masa perfectamente lisa tampoco es para preocuparte, la textura sólo afectará un poco a su forma, pero no a su sabor.

Cuando tengas esto listo, colócalo en la cacerola que ya deberá tener el agua hirviendo. Cocínalo por una hora a fuego moderado y parcialmente tapado. Retíralo del fuego, desecha el agua y listo. ¡Ya tienes tu seitán!

Un consejo: Si quieres que el seitán absorba mucho más sabor, una vez retirado del fuego puedes dejarlo en la cacerola con su líquido hasta que se enfríe. luego, guárdalo tapado en la nevera durante toda la noche.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here