Haz unas ricas galletas con estos sobrantes: quedarás asombrado

Es perfectamente posible hacer unas ricas galletas con recortes y sobras. Esta es la muestra de que casi todo lo que pasa por la cocina puede reelaborarse y reutilizarse para adoptar otras formas aunque a primera vista no parezca factible.

Aquellas cosas que consideramos residuos, pues, en muchas ocasiones pueden recibir un nuevo uso dando lugar a recetas bastante buenas si aplicamos un poco de imaginación.

Foto de Freepik

Principalmente, los restos que con más frecuencia pueden volver a usarse de otra manera son los que provienen de las frutas y las verduras. En otra ocasión, vimos cómo elaborar medallones con este tipo de sobras tomándolas del extractor de jugo, artefacto que nos ayuda a incorporar la cantidad necesaria de vitaminas y minerales.

Al trabajar en frío, el extractor tiene la particularidad de dejar intactos los elementos que componen las frutas y verduras que utilizamos para obtener nuestro jugo, a diferencia de la juguera centrífuga. De este modo, todas las vitaminas, fibras y minerales que tomamos del jugo también permanecen en lo que llamaríamos “desperdicios”, a saber: cáscara y pulpa, que descartamos por no saber este dato. Pero siempre se aprende algo nuevo, y ahora sabes que puedes reutilizarlos.

Galletas deliciosas con sobras de la centrífuga

Tomamos entonces estas sobras y hacemos galletas que contienen en sí las beneficiosas propiedades del jugo que anteriormente hemos extraído de la fruta. Lo bueno es que existe la posibilidad de que los jugos vayan variando, de manera que las galletas que hagamos pueden ser también diferentes.

Foto Pixabay

Ingredientes:

  • 200 g. de pulpa al gusto
  • 300 g de harina 00
  • 5 Cdas. de miel de flores silvestres
  • 50 g de manteca
  • Suficiente azúcar morena

Nota: Podemos añadir, si se desea, avellanas trituradas, granella di nocciole o pepitas de chocolate. Introduce los ingredientes que más te gusten.

Preparación:

1- Retiramos las sobras de la centrífuga y las colocamos en un bowl.

2- Luego, agregamos la harina, la miel y la manteca a temperatura ambiente. Revolvemos los ingredientes hasta que se mezclen.

3- Una vez lograda una la masa lisa y homogénea, tomamos con las manos pequeños trozos y damos forma de bollitos a lo que serán las galletas, luego los aplastamos ligeramente.

4- Espolvoreamos con azucar morena o lo que hayamos elegido para agregarles.

5- Colocamos, dejando espacio entre ellos, los bollitos de las galletas en una bandeja previamente acondicionada con papel pergamino.

6- Cocinar en un horno precalentado a 170º durante 20 minutos.

Dejar enfriar antes de consumir. ¡Y a disfrutar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here