Solución infalible para erradicar las mariposas de harina de tu despensa

Te dejamos un remedio infalible para que, en poco tiempo, elimines esas mariposas de harina que aparecer como hongos durante el calor.

En nuestras despensas solemos tener muchos alimentos almacenados en bolsas de papel o plástico: galletas, pasta, arroz, etc. Se trata de un lugar fresco, seco por lo general, pero accesible. Lo que ocurre la mayoría de las veces, es que la despensa alberga también insectos bastante molestos.

(Foto: Pixabay)

Se trata de las mariposas de harina –conocidas también como gusanos de comida-, pequeñas polillas que se alimentan de lo que hemos almacenado, especialmente la harina y productos secos. Si has encontrado que los paquetes están ligeramente picados, no se trata de un ratón, sino de mariposas que consiguen penetrar el empaquetado plástico.

Puede ser complicado eliminarlos si no se cuenta con el conocimiento adecuado. Ya hay opciones en el mercado como plaquetas o tiras adhesivas para atraparlas, pero podemos enseñarte un método menos cruel, más efectivo y súper económico.

Truco rápido para eliminar eficazmente las mariposas de harina

Como ya mencionamos, las mariposas o polillas rondan nuestra despensa alimentándose de todo lo que encuentran. En nuestros paquetes de harina o pasta, tampoco es raro encontrarlas en el café, el cacao, el azúcar o alguna especia. Aunque no son peligrosas para la salud, es inadmisible consumir alimentos “contaminados”. Por eso debemos deshacernos de esas molestas inquilinas de nuestra despensa.

(Foto: Pixabay)

Lo primero que deberemos hacer, es vaciar la despensa por completo. Si en las esquinas hay pequeños filamentos blancos, como si fueran telarañas, es una clara señal de huevos. Con una aspiradora removemos todo para luego frotar cada rincón con agua caliente y vinagre.

Una vez que quede todo bien seco, revisa cuidadosamente los paquetes de comida y, si encuentras agujeros, puedes deducir que ya han tenido contacto con las mariposas. Lamentablemente tendrás que descartar la comida. Si están intactos, desinféctalos con un poco de vinagre y frota con un paño suave.

Después de que la solución se seque, coloca hojas de laurel frescas en las esquinas de la despensa o estantes. Es un repelente natural para las mariposas. Otra alternativa es empapar un algodón con aceite esencial de menta y canela. Ahora vuelves a disponer de toda la despensa y te garantizamos que las mariposas ya no podrán entrar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here