Con estas acciones puedes contribuir en la lucha contra el hambre

El hambre cero es un objetivo de la ONU para el 2030. Existen pequeñas acciones que podemos realizar desde nuestros hogares para ayudar a cumplir esta meta.

lucha contra el hambre
El hambre afecta a 800 millones de personas en el mundo. (Foto: Adobe Stock)

La alimentación es clave para el desarrollo de las personas. Una buena nutrición, desde niños, es lo que en buena medida va a marcar nuestro futuro, por esto es tan importante también para el desarrollo de la humanidad. Pero 800 millones de personas pasan hambre todos los días en nuestro planeta.

Para contribuir a que esto cambie, hay pequeñas acciones que podemos hacer. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos brinda recomendaciones a seguir para que ayudemos a cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible de hambre cero hacia el 2030.

1. Raciona mejor tus compras y alimentos

Por año, se tiran 1.300 toneladas de alimentos a la basura. Reducir el desperdicio de comida ayudaría a que haya menos hambre en el mundo.

Para ello, preocúpate por planificar mejor tus compras en el supermercado y racionar bien los ingredientes cuando preparas algún menú. Esto evitará que los excedentes terminen en el cesto o que se se venzan productos en tu alacena.

Raciona mejor tus alimentos para no generar excedentes de comida que luego se desperdician (Foto de Kesenya Chernaya - Pexels).
Raciona mejor tus alimentos para no generar excedentes de comida que luego se desperdician (Foto de Kesenya Chernaya – Pexels).

2. Dona los alimentos que te sobren

La donación es una de las acciones más recomendadas por la ONU. Lo puedes hacer acercando alimentos a instituciones benéficas, como comedores, bancos de alimentos u organizaciones de vecinos. Asegúrate de entregar siempre productos en buen estado y que no se encuentren vencidos.

También puedes apoyar a programas de asistencia alimentaria, ya que estos tienen una mayor penetración en las comunidades vulnerables.

Otra vía es donar alimentos a comedores de escuelas de países en vías de desarrollo. Cuando las escuelas dan alimentos, aumenta el número de sus matrículas. Con eso se logra un doble impacto: más niños en el sistema educativo y alimentación garantizada para estos alumnos.

El hambre afecta a 800 millones de personas en el mundo (Foto de Jimmy Chan - Pexels).
Ayuda a quienes están en situación de calle. Termina con la indiferencia. (Foto de Jimmy Chan – Pexels).

Termina con la indiferencia. Si ves a alguien que vive en la calle y pide tu ayuda, no dudes en compartirle un plato de comida, una fruta, agua o dinero. Negar esta realidad no soluciona el problema.

3. Apoya a las economías regionales

De manera indirecta, puedes combatir la lucha contra el hambre comprando productos regionales. Esto ayuda a mantener economías pequeñas y sus sistemas productivos, lo que garantiza trabajo y alimentación para las familias que dependen de este tipo de empleos.

También puedes ofrecer trabajo voluntario para compartir conocimientos. Muchos de estos productores necesitan nociones básicas de contaduría, comunicación en Internet y redes sociales, recursos humanos o redacción.

Por otro lado, si eres empleador, preocúpate por la alimentación de tus empleados. ¿Cómo? Garantiza salarios mínimos y brinda ayudas alimentarias y escolares. De esta forma, beneficias a muchas personas.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here