Alerta en Venezuela por derrames de petróleo

Ciudadanos, políticos y ambientalistas alertan sobre al menos 16 derrames de petróleo y otros derivados y denuncian falta de información oficial.

Derrame petróleo (Foto: Adobe Stock)

Lamentablemente a lo largo del año 2020, hubo al menos 16 derrames de petróleo o de sus derivados registrados en Venezuela. Estamos hablando de reportes no oficiales. Se trata en realidad de denuncias hechas por ciudadanos, políticos y ambientalistas.

Estamos hablando de casos muy variados, que van desde pequeñas pérdidas puntuales a grandes derrames de miles de litros. Algunos ocurren tierra adentro y otros en el mar, incluso en ríos, afectando directamente a las comunidades.

El último hecho registrado sucedió hace apenas algunos días. Según Vilisa Morón, presidenta de la Sociedad Venezolana de Ecología (SVE), durante los días 21 y 22 de noviembre se observaron manchas de hidrocarburos saliendo de la refinería El Palito, ubicada en las costas del Estado de Carabobo. El dato aún no ha sido confirmado.

Una de las manchas registradas está entrando al Parque Nacional Morrocoy, área protegida de aproximadamente unos 320 kilómetros cuadrados que alberga unas 266 especies de especies de aves y una variada flora.

Derrame petróleo (Foto: Adobe Stock)

Vilisa se lamenta de la falta de información por parte del gobierno venezolano respecto a la alarmante cantidad de hechos a lo largo y ancho del país, y sospecha que los vertidos ocurren, en este último caso al menos, cada vez que se intenta poner en marcha la refinería El Palito.

De acuerdo al parte de prensa gubernamental, El Palito ha sufrido desperfectos y varias paradas no programadas a lo largo del año, debido al faltante de partes.

La amenaza acecha los ecosistemas marinos y el Parque Nacional Morrocoy

El coordinador del Centro de Biodiversidad Marina de la Universidad Simón Bolívar (USB), Eduardo Klein, fue quien advirtió luego de analizar imágenes satelitales, que la mancha presente en Golfo Triste se dirigía hacia el Parque Nacional Morrocoy.

Un nuevo vertido de crudo al Parque Nacional Morrocoy (Foto: Sociedad Venezolana de Ecología)

Las advertencias del especialista se centran en que la peligrosidad de este tipo de eventos depende mucho del tipo de sustancia derramada. Por ejemplo, la gasolina y el diesel son sustancias muy tóxicas, pero por otro lado se evaporan más rápido en el ambiente. Mientras que los crudos medianos o pesados son menos tóxicos, pero se mantienen mucho más tiempo en el mar, y es lo que hace que haya muchos elementos residuales que se adhieren a cualquier superficie, poniendo además en riesgo la vida de los animales marinos.

Klein remarcó que cuando se trata de petróleo pesado la limpieza se hace más fácil, porque éste flota sobre el agua, aunque ciertas partículas pueden sedimentar en los fondos marinos y su impacto sólo puede evaluarse mediante un estudio.

Vilisa Morón explica que se debe contener la expansión de este tipo de derrames de manera urgente, puesto que si bien hay una parte visible, que flota sobre los cuerpos de agua y al llegar a las costas puede ser removida de manera mecánica, el mayor problema es la parte invisible. Los contaminantes que no se ven son los compuestos volátiles que son carcinogénicos y mutagénicos para los organismos expuestos.

La directora de la SVE alerta sobre la vulnerabilidad de los manglares costeros, los cuales pueden morir por sofocación, debido a que el hidrocarburo se adhiere a sus raíces y bloquea el proceso respiratorio.

Desafortunadamente los especialistas afirman que, hasta el momento, las autoridades ambientales no han permitido el acceso de los investigadores para explorar las áreas afectadas. Tal vez la acción unida de los ambientalistas pueda allanar el camino para acelerar las investigaciones e intervenir las posibles zonas damnificadas.

Fuentes:
Sociedad Venezolana de Ecología
Centro de Biodiversidad Marina de la Universidad Simón Bolívar (USB)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here