Amarga sorpresa en alimento para mascotas: encuentran rastros de pesticidas

A partir de un informe recientemente elaborado por la EFSA se supo que los pesticidas no sólo están en los alimentos para humanos sino también en la comida para mascotas. Hay que tener especial cuidado con estas sustancias tóxicas.

Es notable la creciente preocupación por la presencia de sustancias químicas en los alimentos, sobre todo por los pesticidas. Lamentablemente, son cada vez más los estudios que muestran que incluso los alimentos considerados más saludables, como las frutas y las verduras, contienen en alguna medida este tipo de sustancias.

Foto Pixabay

En este sentido, cabe señalar que los pesticidas son usados en la agricultura intensiva para proteger los cultivos de, como su nombre lo indica, cualquier peste, además de mejorar su rendimiento. Pero estas sustancias tóxicas afectan también a humanos y animales.

Ya que contamos con esta evidencia, es preciso saber de qué tipo de tóxicos hablamos y cuáles son los alimentos afectados principalmente, para evitar riesgos en nuestra salud y nuestros fieles amigos cuadrúpedos. Si bien la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) sugiere que los riesgos son mínimos, se sabe que la contaminación sigue aumentando.

Según el último informe elaborado por esta entidad, a partir de los análisis llevados a cabo, se observa un aumento en la cantidad de muestras que padecen la presencia de pesticidas. A continuación veremos qué fue lo que se encontró, particularmente, en los alimentos para mascotas.

Pesticidas en alimentos para mascotas

De las más de 88 mil muestras examinadas en 30 países, el 94,6% se encuentra dentro de los límites legales. Ahora bien, eso no quiere decir que, dentro de la legalidad, no existan pesticidas en alimentos, y que estén actualmente en aumento. Es más, podría producirse, incluso dentro de ese marco, un «efecto cóctel» por la suma de pesticidas de distintos alimentos.

Foto Pixabay

En lo que respecta a los alimentos para mascotas, se analizaron 12.000 muestras, de las cuales más del 90% estaba limpia de agroquímicos, mientras que el 6% los tenía dentro de los límites legales. Aún así, hubo 145 muestras que superaron ese límite.

Se encontró, antes que nada, un insecticida llamado DDT, calificado ya como potencialmente cancerígeno y en consecuencia prohibido tanto en Europa como en USA. Se hallaron, además, rastros de hexaclorobenceno (un peligroso fungicida) y de tiacloprid, otro insecticida, prohibido desde el 2019 por la Unión Europea.

Los plaguicidas detectados en los alimentos para mascotas que sobrepasaron el límite permitido (esto es, dentro de los parámetros «seguros») fueron: compuestos de cobre, ion bromuro, cloruro de benzalconio, cloruro de didecildimetilamonio, clordecona, clorfenvinfos. Ahora que sabes esto: ¡Ten cuidado con el alimento que le das a tus mascotas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here