Ríos de espuma tóxica inundan las calles: el dramático trasfondo aterroriza a la población

Calles atestadas de espuma tóxica. Este es el escenario escalofriante que alarma a la población al salir de su casa.

Aunque no lo creas, las imágenes que andan dando vueltas por las redes sociales corresponden a una situación bien real. Montones de nubes blancas invadieron las calles de este pueblo. Lo que en una primera instancia parece algodón de azúcar es en realidad otra cosa.

(Facebook)

El río de espuma blanca que han vertido en la ciudad no es una puesta en escena romántica para sorprender a la población. El olor insoportable que emana esa sustancia tóxica hizo pensar lo contrario a las personas que se acercaron al lugar de los hechos.

Esta absurda y dramática situación tiene lugar en un pueblo ubicado cerca de Bogotá, Colombia. Pero ¿qué ocurrió realmente?

La causa de este río de espuma densa, blanca, suave y fétida, es doble: por un lado, el desagote de sustancias contaminantes por parte de las fábricas; por el otro, el uso de detergentes sintéticos utilizados por los habitantes de Mosquera. La conjunción de ambas con el agua de las fuertes lluvias formaron ese caudal de espuma tóxica que recorre la ciudad.

Tanto el alcalde, Gian Gerometta, como los pobladores, están muy preocupados por la situación y temen que la expansión de la espuma pueda causar problemas respiratorios y de piel.

Ciudad invadida por espuma tóxica

Cabe aclarar que este fenómeno aparentemente inusitado no es para nada algo aislado. Es habitual encontrarse con este tipo de caudales de espuma tóxica y pestilente.

(Facebook)

Por desgracia, cuando el curso de los ríos se estrecha debido a ciertos obstáculos y la abundante lluvia, ocurre siempre lo mismo. La espuma blanca no encuentra salida y comienza a desparramarse por todos lados.

La situación es realmente preocupante no solo por su peligrosidad para el medio ambiente sino también para los habitantes, puesto que esta sustancia que se desplaza por la tierra y el aire invadiendo las calles puede comprometer realmente su salud.

Es indispensable hallar una solución

Los posibles daños que acabamos de describir no son meramente hipotéticos: la salud de los lugareños está realmente en peligro. A pesar de la evidente extrañeza en la apariencia de los ríos y arroyos en virtud de la espuma tóxica, muchos chicos y chicas no dejan de bañarse en ellos.

(Facebook)

Hasta el momento, sin embargo, no se sabe a ciencia cierta cuales son los efectos a largo plazo que puede generar el contacto con los químicos presentes en esta sustancia blanca. Lo más razonable sería mantener siempre la distancia.

En resumen, lo más urgente es encontrar una solución a este gravísimo problema. No se puede seguir mirando hacia otro lado; debemos aceptar que estamos contaminando salvaje y absurdamente nuestras ciudades, pueblos y campos, y que esto tiene que parar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here