¿Por qué tener un gato en casa puede salvarte la vida?

¿Secretos de salud o mito urbano? Según algunos científicos, tener gatos es tan bueno para la salud que puede prolongarte la vida.

Gatito (Foto: Adobe Stock)

Amor compartido de escritores como Charles Bukowski, Herman Hesse o Jorge Luis Borges, también por Julio Cortázar quien reconocía la adoración que les despertaban los gatos, e incluso pensaba que las personas que los tenían vivían más tiempo.

Si bien todas estas casualidades nos marcan un entramado misterioso entre los gatos y la literatura, son muchas las razones positivas para adoptar un minino y disfrutar de sus beneficios.

Investigadores del Instituto Stroke de la Universidad de Minnesota afirmaron, en base a un estudio realizado en 2008, que los dueños de gatos tienen menor propensión a sufrir ataques cardíacos. Esto se debe a que vivir en presencia de los felinos les mantiene un ritmo de presión arterial bajo.

Otra excelente razón para pasar el tiempo en compañía de los gatos es que sus ronroneos combaten la depresión, nos ayudan a sobrellevar el estrés y sanar problemas emocionales. Inclusive se recomienda a los padres de niños y niñas autistas que compartan tiempo terapéutico con sus mininos.

Según la reconocida revista Scientific American, al ronronear los gatos vibran con ondas de entre 25 y 150 Hz que es una frecuencia considerada beneficiosa para algunas enfermedades, porque nos calma los nervios, ayuda a dormir mejor, lo cual eleva nuestras defensas y posibilita un buen funcionamiento de los órganos.

Calma de acariciar un Gato (Foto: Adobe Stock)

Por si esto fuera poco, acariciar un gatito, sea cual sea su raza, nos renueva las energías, nos ayuda a conectarnos con nuestras emociones y a generar empatía, debido a la gran liberación de oxitocinas que son las conocidas hormonas del amor y la autoconfianza.

Un grupo de psicólogos franceses en 2012 llevaron a cabo un estudio sobre niños y adolescentes con autismo y problemas de comunicación, esta práctica demostró una relación entre la sensación de calma que les provocaban los animales y una mejor socialización.

Como si se tratara de Maneki-neko –el famoso gato de la fortuna en la creencia popular japonesa-, en todos los hogares que haya un gato siempre reinará la felicidad en grandes y niños. Aunque no sólo es cuestión de gatos: toda mascota que se ame y se cuide siempre nos devolverá sólo alegría de vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here