Te enseñamos cómo acompañar tu cóctel con profiteroles, una sorpresa salada

Claro que puede asociarse el profiterol a un aperitivo salado. Las fiestas que darás con esta receta no sólo serán exclusivas, sino que también deliciosas.

No hay nada como la imaginación para la cocina. Pero hay que asociarla con ciertas reglas básicas que no pueden ser ignoradas. El sabor de lo que estamos por ofrecerte va a sonar como un disparate, pero es real y es una delicia que todos querrán replicar. Vamos a ver algunos trucos imbatibles por parte del chef.

(Foto: Pixabay)

Aunque el verano y su calor lleguen o pasen, nunca se acaba la temporada de aperitivos. Sólo es cuestión de reinventarse. ¿Quién ha oído hablar alguna vez de los cócteles y los profiteroles?

El sabor y la mezcla constituyen una receta verdaderamente revolucionaria. No es una preparación para nada difícil. Se trata de una opción sumamente práctica y pintoresca. Perfecta para un refrigerio de fiesta. No te pierdas los trucos que te dejamos, junto con los ingredientes y cómo usarlos.

La combinación que es un éxito rotundo en la fiesta

El postre más conocido de todos los tiempos, pero en su variante salada. Es totalmente fácil de montar, excelente giro para la cena o cualquier ocasión y útil para esos productos próximos a caducar.

(Foto: Pixabay)

Aunque parezcan los clásicos profiteroles dulces, es una preparación distinta. Vas a necesitar 100 ml de agua, 50 g de manteca, 65 g de harina 00, 2 huevos, 5 g de azúcar y una pizca de sal.

Estos son para la base. Para empezar hay que preparar la masa choux en una cazuela al fuego. Añade el agua, la manteca y la sal. Una vez que hierva se añade la harina. Hay que utilizar un batidor para mezclar estos primeros ingredientes.

Para incorporar la harina, hay que tamizarla y agregarla poco a poco mientras se mezcla con una cuchara de madera. Una vez en el fuego, espera a que se despegue la masa y empieza la batidora planetaria, en bol puede ser para mezclar todo. Si no dispones de una, puedes apelar a una cuchara de madera, pero agrega un huevo a la vez y bate con energía. No agregues el segundo huevo hasta que el primero esté completamente mezclado.

Con la mezcla homogénea, comienza el siguiente paso. Toma el sac-à-poche y hornea las bolas a 170ºC durante 35 minutos con horno estático. Si es un horno ventilado a 150-155ºC durante 20 minutos.

Por último, deja que se enfríen y rellénalas como más prefieras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here