Costa Rica protege a los ecosistemas marinos de la pesca de arrastre

Costa Rica prohíbe la pesca de arrastre, una práctica destroza los fondos marinos y captura animales indiscriminadamente. 

Costa Rica vetó la ley de pesca der arrastre
La pesca de arrastre es un grave problema para los ecosistemas marinos. (Foto: Fundación Terram)

Cada año, los fondos marinos son barridos por pesadas y gigantes redes de pescadores que, además, capturan todo a su paso. Esta práctica de pesca intensiva conocida como arrastre de fondo está haciendo estragos en los ecosistemas marinos del mundo.

Así lo ha entendido Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica. El mandatario vetó un decreto que permitía la pesca de arrastre de camarón este país centroamericano y que había sido sancionado por el Congreso en octubre de 2020.

Organizaciones ambientalistas locales e internacionales y pescadores artesanales habían manifestado su oposición con la aprobación de la ley. Y recordaron al mandatario uno de sus ejes de campaña: ejercer la democracia ambiental.

En Costa Rica, la pesca de arrastre de camarón ya había sido prohibida en 2013. Se estimaba que por cada kilogramo de camarón conseguido se sacrificaban más de 7 kilos en otras especies que quedaban capturadas en las redes.

Daño profundo a la biodiversidad marina

La pesca de arrastre se expandió globalmente con la industrialización de la pesca a fines de 1800. Hoy que las poblaciones del mundo intentan disminuir el daño que le ocasionan al planeta, esta práctica tiene que acabar.

Este sistema de pesca se emplea para capturar bacalao, el pez de roca, calamares y camarones. Pero es el que mayor cantidad de capturas accidentales genera.

Costa Rica veto la ley de pesca por arrastre
(Foto: Mercy For Animals)

Según Greenpeace España, con la pesca de arrastre se descarta entre el 15% y el 70% de lo capturado.

Tiburones, moluscos, crustáceos, erizos, estrellas de mar, entre otras especies marinas, son víctimas de esta práctica. De acuerdo a cálculos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), 29.000 tortugas marinas mueren atrapadas en las redes cada año por la pesca del camarón tropical.

Otras consecuencia del paso de las redes es que el suelo marino queda destruido. La remoción de sedimentos elimina organismos y bacterias del fondo de los océanos que son esenciales para el equilibrio ecosistémico.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here