¿Por qué el patinete eléctrico no es tan ecológico como parecía?

Un estudio desmitifica la inocuidad ambiental del patinete eléctrico, principalmente por su corta vida útil. ¿Disparate o realidad?

el patinete eléctrico no es tan ecológico como parecía
¿Los patinetes eléctricos contaminan más que los coches? (Foto: Adobe Stock)

Una nueva modalidad de transporte ha copado las calles. Es el patinete eléctrico, que se ha convertido en una tendencia entre la población joven. Pero mientras se avanza en las normativas para evitar accidentes en vía pública, surge otro problema: no es tan ecológico como prometía.

Su rápida introducción en el mercado fue impulsada por su bajo costo en comparación con otros medios de transporte. Además, brinda rapidez, practicidad y, en tiempos de pandemia, una alternativa para evitar contagios en el transporte público. ¿Y que pasa con la sostenibilidad?

Si está considerado como una opción ecológica, debería reemplazar a los automóviles y las motos, evitando la generación de gases que contaminan la atmósfera. Pero, en la práctica, el patinete está compitiendo con el transporte público y reemplazando a medios activos, como la bicicleta.

Por otra parte, aunque no hay estadísticas mundiales sobre el uso del e-scooter, los usuarios ya han detectado que la distancia que permite recorrer es acotada. Los mejores modelos tienen una autonomía de entre 12 y 25 kilómetros.

Por consiguiente, no sólo que el uso del patinete eléctrico no reduce la huella de carbono de las grandes ciudades, sino que provoca su propia emisión de dióxido de carbono por el consumo de energía eléctrica (aunque en menor medida que los vehículos a combustión).

¿Cuál es la contaminación del patinete eléctrico?

El transporte activo (caminar, la bicicleta) continúa siendo la alternativa más sustentable de movilidad urbana, seguido del transporte público. En tanto, los vehículos de movilidad personal (VMP), como los patinetes eléctricos, sí tendrían impacto ambiental.

Es lo que sostiene un estudio realizado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte en base al monitoreo de los VMP que forman parte de una flota de alquiler de una empresa privada.

patinetes eléctricos
Una gran desventaja de los patinetes es su corta vida útil. (Foto: Pixabay)

Desde este punto de vista, la contaminación es superior a la que producen otros vehículos a combustión como motos o automóviles. No obstante, los investigadores consideran que el mayor impacto tiene lugar en el ciclo productivo y la distribución del producto.

El mayor problema que señala la investigación es la corta vida útil del patinete, estimada en un promedio de dos años por su uso intensivo, desgaste o vandalismo. Por esta razón, el consumidor queda obligado a desecharlo y volver a comprar uno nuevo, en un ciclo de consumo interminable.

Una opción que compite con otras más eficientes

Otro dato revelador de la investigación se obtuvo del sondeo realizado a un grupo de usuarios de VMP.

Al preguntarles qué medio de transporte utilizarían en caso de no poder acceder a un patinete, los resultados fueron sorprendentes. El 48% dijo que se movilizaría caminando o en bicicleta y un 34% en coches; un 11% viajaría en autobús y el 7% restante no realizaría el viaje en absoluto.

Patinetes eléctricos en Alemania
(Foto: Markus Spiske – Unsplash)

En conclusión, muchos usuarios de bicicletas o transporte público se van hacia esta nueva tendencia. Así, con la introducción del e-scooter como medio de transporte se produce una emisión de carbono no estimada por un desplazamiento de preferencia del público.

A pesar de lo expuesto, los investigadores sostienen que pueden hacerse mejoras al patinete eléctrico para reducir sus impactos ambientales adversos. Esto implica el aumento de su vida útil, la reducción de la distancia de recolección y distribución, y estrategias de carga menos frecuentes.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here