Desechos plásticos: Contundente campaña desenmascara al Reino Unido

Greenpeace difundió un potente spot publicitario que critica al primer ministro de Reino Unido por su manejo de los desechos plásticos.

Desechos plásticos: Contundente campaña desenmascara al Reino Unido
Parte del spot: Boris Johnson rodeándose de plásticos mientras da un discurso. (Foto: captura video @greenpeace)

Luego de que el Gobierno británico revelara que inició un «espionaje verde» para controlar que las naciones cumplan sus promesas de reducción de emisiones contaminantes, se conoció otra cara nada verde del Reino Unido.

Greenpeace difundió un potente spot publicitario criticando a esta nación, y al primer ministro Boris Johnson en particular, por su política de manejo de los desechos plásticos.

En el video, la organización ambientalista acusa al primer ministro de tener un doble discurso en el manejo de estos residuos tan contaminantes para el planeta. En el mismo se muestra cómo Johnson habla de la prohibición de sorbetes de plásticos, mientras la nación envía sus desechos a otros países.

El video fue publicado en redes sociales y tuvo tal repercusión que, a solo dos días de su difusión, el Gobierno de Turquía, uno de los principales países compradores de estos desechos, canceló estas importaciones.

Los datos en los que se basa la campaña

Según Greenpeace, Reino Unido es el segundo país productor de residuos plásticos por persona en el mundo, después de Estados Unidos.

Lo que se ve en el video es lo que la organización estima que se desperdicia solamente en un día: 1,8 millones de kilogramos. Esta inmensa cantidad de desechos es exportada a otros países, por lo que el Gobierno británico se desentiende del problema.

Entre esos países esta Turquía que, de acuerdo a una investigación de la ONG, compra casi el 40% de esos residuos.

De allí que la denuncia esté dirigida a Boris Johnson, ya que se lo acusa de no estar haciendo lo suficiente para combatir el problema de los desechos plásticos. Greenpeace denuncia que, si bien ha habido algunos pasos positivos, son insuficientes para reducir la producción de plástico en el país, que termina afectando a otros ecosistemas.

Ver para creer

Si los plásticos no se reducen, continuarán contaminando. Sobre todo los de un solo uso. Pero suplantando solamente algunos de los desechos -bolsas recicables por las de nylon o sorbetes biodegradables por los de plástico- lo que se está haciendo es “parchar” la problemática.

No alcanza con prohibir un solo tipo de plástico. (Foto: Volodymyr Hryshchenko – Unsplash)

Si los gobiernos no cambian de estrategias para desarraigar malas costumbres, los desechos continuarán generándose todo el tiempo.

En este sentido, un estudio de la Universidad de Boston demostró que las personas que saben que pueden reciclar tienen tendencia a desperdiciar más. Dicho en otras palabras, si no hay conexión con el destino final de lo que estamos consumiendo, tendremos menos interés en reciclarlo o reducir su consumo.

Por ello, la campaña apuntó al gobierno del Reino Unido para que aplique soluciones efectivas para reducir la contaminación, y no para dejarle el problema a otro. Porque, en definitiva, todos nos vemos afectados.

Precisamente, luego de que Turquía anunciara el descenso de las importaciones de plástico, la ONG ambientalista interpeló a Boris Johnson para ver qué pensaba hacer con esos plásticos. ¿Qué medidas tomará el primer ministro británico?

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here