¡No todo es champiñón! 5 setas comestibles que te van a encantar

Si amas las setas, te mostramos cinco que sin duda te van a encantar y vas a sumar al clásico champiñón. ¡En el reino fungi las especies abundan!

setas2
Las setas comestibles abundan en el reino fungi. (Foto: Carboxaldehyde – Pexels)

¿Cuántas recetas clásicas hay con champiñones? Salsas, pizzas, conservas. Pero el reino fungi nos regala cientos de otras setas.

Cada zona, por su clima y características, tiene sus especies predilectas que crecen silvestres. Pero también se pueden conseguir en el mercado muchas que se cultivan en otros países.

Te recomendamos siempre elegir setas frescas ya que son mas sabrosas. ¡Vamos a descubrirlas!

1. Seta Ostra o Gírgola (Pleurotus Osatreatus)

girgolas
(Foto: kellyclampitt – Pixabay)

Crece naturalmente en árboles en descomposición, pudriendo su madera, aunque también se alimentan de materia orgánica muerta.

También se produce de manera controlada en sustratos preparados con el micelio que necesitan para crecer.

Se la conoce como seta ostra por la forma de su sombrero, que se asemeja a dicho bivalvo. Su tamaño puede variar de los 5 a los 15 centímetros de diámetro. Y, lo más importante, son unas de las más ricas.

2. Setas de pino (Suillus Granulatus)

hongos de pino
(Foto: Flickr @LasCaderechas)

Crecen de manera silvestre en la base de los pinos en países de Europa y América, particularmente en lugares con amplitud térmica. La humedad y el frío de noche hacen que emerjan en más cantidad.

Son setas pequeñas, no superan los 9 centímetros de diámetro. A veces presentan granulaciones sobre la “piel”, lo que indica que son setas jóvenes y por lo tanto su carne es más firme. A medida que crece, se hace más blanda.

3. Melena de león (Hericium Erinaceus)

melena de leon
(Foto: @pinterest)

Se la considera una seta comestible y medicinal. Es nativa de América del Norte, Asia y Europa, donde crece de manera silvestre en maderas duras.

Lo que más se consume de ellas son sus “barbas”, que crecen desde el tallo hacia abajo, asemejándose a una melena de león.

La gastronomía la utiliza mucho por su sabor similar a la langosta marina. Pero también es utilizada por la medicina china y se esta popularizando en Occidente.

Quienes la utilizan con fines medicinales aseguran que protege las neuronas y potencia la memoria.

4. Morilla o cagarría (Morchella Esculenta)

morilla
(Foto: agriculturers.com)

Crece de manera silvestre en el suelo de los bosques o en las orillas de los ríos, en países como Chile, Argentina y España.

Puede medir entre 8 y 15 centímetros de alto. Su carne es frágil y quebradiza, de un fuerte olor, pero con un sabor muy suave.

Nunca se deben consumir crudas porque contienen una toxina que solo se descompone cuando se cocina.

5. Níscalo o robellón (Lactarius Deliciosus)

niscalo
(Foto: sortidetes.cat)

Crece en abundancia de manera silvestre, principalmente en España. Se las encuentra en pinares y bosques mixtos.

Se caracterizan por tener un intenso sabor que no se pierde al cocinarlas, por eso son muy apreciadas por la gastronomía. Son de textura dura, compacta y algo granulosa.

Es preferible comerlas cuando aún son jóvenes, que tienen el sombrero enrollado. A medida que crecen su sombrero se hace más chato y pierden su sabor.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here