¿Quieres conocer al mono más pequeño y tierno del mundo?

Recientemente se ha descubierto en Ecuador una nueva especie diminuta de mono leoncillo, que se alimenta de la secreción de algunas plantas.

Mono leoncillo, el más pequeño y tierno del mundo
(Foto: noticias.usfq.edu.ec)

Un equipo de la Universidad San Francisco de Quito dio a conocer el descubrimiento de una nueva especie de mono leoncillo, el primate más pequeño del planeta, que habita en la Amazonía. Los investigadores estaban tras la pista de estos diminutos seres desde 2015.

Su nombre científico es Cebuella niveiventris, una especie inédita aún más pequeña que la Cebuella pygmaea. Este diminuto mono mide de 12 a 16 centímetros y pesa entre 100 y 140 gramos en edad adulta. ¡Imagínatelo más pequeño que tu móvil!

El hábitat de este leoncillo son las orillas y márgenes al sur del Río Napo, pero cada vez se observa más reducido debido a la desforestación. El avance de la frontera agro urbana y su captura para comercializarlo como mascota son las principales razones por las que figura como especie amenazada.

Mono leoncillo en Ecuador
(Foto: milenio.com)

La nueva especie también se extiende por las áreas de la selva amazónica de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, donde también puede encontrarse el Cebuella Pygmaea. Coinciden en muchas características y ambas especies pertenecen a la familia de los leoncillos; no obstante, se diferencian por su ADN.

Lo mejor que puedes hacer es dejarlos vivir en libertad

En Ecuador, ambas especies de estos primates pequeños integran el Libro rojo de los mamíferos del Ecuador, una extensión de las listas rojas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que comprende animales vulnerables y especies en vías de extinción.

¿Quieres conocer al mono más pequeño y tierno del mundo?
(Foto: Adobe Stock)

Traficar, capturar o comercializar estos ejemplares es un delito nacional e internacional con sanciones que van desde los cuatro a los diez años de prisión. Medidas muchas veces insuficientes para desalentar su comercio en el mercado de mascotas.

Como con cualquier otro animal salvaje, cuando adoptas un mono no deja de contar como un animal en cautiverio y su bienestar es lo que realmente debería importarnos. Puede parecer que el mono juega o se ríe, pero no tardará en manifestar síntomas de malestar físico y psicológico.

Cabe destacar que, actualmente, los monos están entre las especies protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here