Seis de las siete especies de tortugas marinas están en peligro de extinción

Las tortugas marinas están amenazadas por la contaminación de sus hábitats, las redes de pesca que invaden los océanos y la caza, entre otras causas.

Seis de las siete especies de tortugas marinas están en peligro de extinción
Las tortugas marinas están en grave peligro de extinción. (Foto: Adobe Stock)

Cada 16 de junio se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas para concienciar sobre su preocupante futuro. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) advierte que de las 7 especies marinas de tortugas que existen, 6 están en peligro de extinción.

A pesar de que habitan el planeta desde la era de los dinosaurios, hoy son una de las especies más amenazadas. Durante siglos, el peligro estuvo asociado a las capturas y al consumo de sus huevos en zonas de reproducción.

Pero en las últimas décadas las causas cambiaron. Hoy, La contaminación de sus hábitats con basura oceánica y plásticos, las redes de pesca en donde quedan atrapadas como capturas accidentales, el cambio de temperatura de los océanos y el aumento del turismo en playas donde desovan son sus principales amenazas.

Animales milenarios al borde de la desaparición

La IUCN elaboró un detallado informe sobre la amenaza a estos animales, advirtiendo que ya hay algunas especies que se han extinguido. De las 7 que quedan, hay 6 catalogadas como “en peligro” o “vulnerables” en la lista roja del organismo.

tortuga red
Las redes de pesca contribuyen a la desaparición de las tortugas marinas. (Foto: worldwildlife.org)

Como indicábamos, los peligros que las asechan son por causas humanas, por eso es fundamental protegerlas con políticas que permitan que desoven y que prohíban su caza.

Un caso ejemplar es lo que sucede con la tortuga carey, que es capturada desde tiempos del antiguo Egipto por su caparazón. A pesar que su comercio fue prohibido en 1993, la caza aún continúa en la ilegalidad, incumpliendo acuerdos internacionales como la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora o la Convención de Especies Migratorias.

La IUCN señala que para conservar a las tortugas marinas es necesaria la protección, rehabilitación, restauración y mejoramiento de las poblaciones y ecosistemas.

Las tortugas marinas, seres maravillosos

Las tortugas marinas son seres excepcionales. Su vida es longeva y se pasan la mayor parte de ella en el mar. Recorren miles de kilómetros para trasladarse desde sus sitios de alimentación a los de anidación.

Su maduración sexual es tardía y los machos nunca abandonan el mar. Las hembras, en tanto, solo se dirigen a las costas para desovar en temporadas de anidación. Allí pueden poner entre dos y seis nidadas de 65 a 180 huevos cada una. Y el calor de la playa es el que determina el sexo de las crías, ya que los nidos mas cálidos producen mas hembras, y los mas fríos, machos.

La incubación es de unos 50 a 60 días y cuando las crías emergen se dirigen instintivamente hacia el mar. De acuerdo a la especie, se mantienen a la deriva y se mueven por una amplia variedad de hábitats oceánicos hasta que alcanzan su madurez.

Esto es lo que dificulta los esfuerzos por estudiarlas. Pero lo que sí se sabe es que la supervivencia es baja, ya que se estima que llega a la adultez una de cada mil.

Otro dato particular es que las tortugas siempre vuelven a desovar a la misma playa donde nacieron. Para regresar, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, se guían por un sistema de navegación magnética, algo así como una brújula interna.

Sus particularidades y contribuciones al planeta son razones de sobra para seguir protegiéndolas y estudiándolas.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here