Etiquetas de los alimentos: ¿Sabes realmente lo que estás comprando?

Etiquetas en los envases. ¿Sabías que leerlas correctamente te ayuda a conocer mejor aquello que estás poniendo en el carro de las compras? Aprender a interpretar las etiquetas de los envases es fundamental a la hora de elegir los mejores alimentos.

Saber cómo leer las etiquetas es una parte primordial de la compra consciente. Esto significa que la práctica de identificar correctamente los ingredientes no puede ignorarse si queremos proteger la salud de nuestra familia mediante la alimentación.

Foto de Freepik

Los anuncios televisivos y los que aparecen en internet están específicamente planificados y diseñados para llamar la atención de potenciales consumidores. El packaging de los productos tampoco es algo azaroso: busca intencionalmente generar en la gente el mismo efecto: incentivar una necesidad que no existía.

Lamentablemente, muchas veces nos dejamos llevar por las ingeniosas publicidades de los fabricantes o el atractivo packaging de un producto, y éstas terminan por ser las únicas razones por las que los llevamos a casa.

Ahora bien, si tuviéramos la capacidad de leer debidamente las etiquetas que están en esos productos, nuestra elección se basaría en información y no en mera influencia. En nuestra sección llamada «Gasto Consciente» te explicaremos cómo se hace.

Todo lo que debes saber sobre las etiquetas

Al ir de compras, conocer el idioma de los productos nos ayuda a entender mejor aquello que estamos comprando. Para ello basta con dar vuelta el empaque y leer atentamente la etiqueta.

Foto de Freepik

En 2014 se promulgó una ley que obligaba a los fabricantes a poner etiquetas más transparentes en sus empaques. Lo primero que debemos saber es que los ingredientes están ordenados de manera tal que los primeros que figuran son los que mayor porcentaje contiene el producto.

Cuanto mayor sea el número de especificaciones que leamos en la etiqueta, más transparente será ésta. Saber lo que contienen los productos es fundamental. Cabe mencionar que mientras más ingredientes naturales figuren en la etiqueta, mejor será el producto.

Por otra parte, la información acerca del fabricante debe ser también detallada, y debemos verificarla para corroborar que los ingredientes utilizados en la fabricación del producto provengan de países pertenecientes a la Unión Europea, puesto que algunos de los países que no forman parte de ella no tienen las mismas regulaciones sanitarias y los ingredientes utilizados son pasibles de contener pesticidas muy tóxicos.

Foto Pixabay

Leer las tablas nutricionales es también de vital importancia. Es el único modo de saber exactamente qué clase de nutrientes proporciona cada alimento a nuestro cuerpo. Eso nos ayuda a mantener una dieta saludable y equilibrada, sin exceso de grasas, azúcares y calorías, evitando problemas vinculados a la obesidad, condición que acarrea múltiples complicaciones.

Lo ideal es y seguirá siendo elegir productos lo menos procesados posible, es decir, productos frescos. Desde luego que su preparación llevará más tiempo, pero es una inversión que tendrá resultados positivos en nuestra salud y en el sabor de las comidas que cocinemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here