Haz brillar mágicamente tus pantallas más queridas con este método infalible

Para obtener pantallas inmaculadas en los teléfonos inteligentes, computadoras y televisores, no hay otro método mejor que éste.

Este mundo ha incorporado la tecnología a un punto en extremo dependiente. Ya es un hecho: podemos realizar todo tipo de tareas, compras, comunicación, desde la comodidad de un sillón mientras tomamos un café. Esto ha cambiado el panorama general cuando comparamos la actualidad con el mundo de hace 20 años. Cuando hasta la lavadora la activamos con un comando desde el teléfono, lo mismo con el aire acondicionado, por no hablar de modelos mucho más novedosos de smarthphones.

(Créditos: Adobestock)

En definitiva, en esta era digital nuestro contacto con las pantallas es casi total. Además, la gran mayoría de las pantallas que se nos presentan constantemente son táctiles por lo que tienden a ensuciarse con facilidad. Nuestras manos van dejando una capa aceitosa y muy antiestética.

Es por ello que te queremos mostrar el único método mediante el cual podrás mantener brillante tus pantallas.

Vas a lograr que tus pantallas brillen con este método. ¡Pruébalo!

Al tocar las pantallas, sin saberlo quizás, y claramente sin querer, liberamos un sebo característico de la piel. Con el tiempo, más allá de la suciedad que genera, termina estropeando la pantalla; sobre todo, si no utilizamos ninguna funda especial para proteger la superficie táctil, aparecen arañazos por todos lados.

(Créditos: Adobestock)

Es un error muy común limpiar las pantallas con desengrasantes. Claramente la pantalla queda limpia, pero se trata de una sustancia muy nociva para el material del que están hechos los aparatos. No queda otro método que el que te contamos a continuación.

Lo único que vamos a necesitar realmente es el clásico alcohol rosa que utilizamos para limpiar. Este producto logra eliminar la suciedad generada por las manos sin dejar ninguna película aceitosa. Con unas pocas gotas sobre un papel absorbente o algodón, frota suavemente sobre la pantalla y luego pasa otro paño limpio y seco para finalizar.

Inmediatamente la superficie relucirá y el brillo volverá a ser el del principio, cuando recién compramos el aparato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here